Sabes que eres de Salamanca cuando... 20 cosas que identifican a un charro
Cyl dots mini

Sabes que eres de Salamanca cuando... 20 cosas que identifican a un charro

Para los que tengan dudas sobre su salmantinismo o los que quieran poner a prueba su integración cultural en su tierra de adopción, presentamos un listado de condiciones que identifican al charro. 

1. Presumes de tener la Plaza Mayor más bonita del mundo y la Universidad más antigua de España y si alguien se atreve a cuestionar alguna de las dos cosas cierras la discusión con "y además Salamanca tiene dos catedrales".

 

2. Aceptas salmantino pero te defines con orgullo como charro y además defiendes ante quien sea que hablas el mejor castellano de España. 

 

3. Y eso que dices ten cuidado que lo caes o el otro día me soñé con perronillas.

 

4. Usas mi niña o mi niño como vocativo, da igual que estés en familia o en una tienda y da igual la edad del que tengas enfrente. 

 

5. Después de salir de casa te preguntas: ¿He candado?

 

6. No te hace falta metro para calcular las distancias porque mides la distancia en paquípahí pallí.

 

7. Echas de menos cambiar cromos en la Alamedilla y ya que estás allí perseguir a los pavos reales.

 

8. Has salido a las 12, de la mañana o de la noche, de vinos y has vuelto a las 8. 

 

9. Te crees Julia Roberts en su película más icónica paseando por Rodeo Drive mientras recorres la calle Toro de escaparate en escaparate. 

 

10. Si eres de los que preceden a la generación 'millennial' y sientes nostalgia de los cines Salamanca, el teatro Bretón o la biblioteca Germán Sánchez Ruipérez

 

 

11. Quedas a las 23:15 en el reloj de la Plaza o a las 23.00 horas en el Toscano. 

 

12. Sabes de siempre dónde está la rana y se te infla el corazón al pasar por delante de la fachada de la Universidad y ves a los turistas buscándola. De algunos, te apiadas.

 

13. Conoces la guinda de El Bolero e hiciste deporte de riesgo en las escaleras del Paniagua.

 

13. No hay nada para combatir el frío como el chambergo

 

14. Has hecho más colas para coger sitio en una biblioteca en exámenes que para entrar en discotecas. 

 

15. Después de tantos años sigues sin tener claro cómo se pronuncia realmente el polideportivo 'Bisburg', aunque esto también les sucede a los que no son charros. 

 

17. Tú estuviste en la nochevieja universitaria antes de que empezara a salir en todos los informativos.

 

18. La jeta, las bravas y la paloma como primero, segundo y postre podrían completar tu dieta.

 

19. Siempre que no existieran los chochos, la chanfaina, las perronillas, el jamón de Guijuelo y el hornazo.

 

20. Presumes de que en Salamanca se puede ir a todos los sitios andando pero coges el coche hasta para ir a por el pan. Eso sí, después llega el arrepentimiento cuanto hay que buscar sitio para aparcar.