Ruipérez, sobre la suspensión de la cátedra taurina: "No parto peras con nadie que critique a la USAL"

El rector de la Universidad de Salamanca ha indicado, tras ser cuestionado por la suspensión de la presentación de la Cátedra sobre Tauromaquia, que acepta las críticas hacia su persona, pero ve "inaceptable" que sean para la institución académica.

El rector de la Universidad de Salamanca (USAL), Daniel Hernández Ruipérez, ha dicho, en relación con la suspensión el pasado lunes del acto de presentación de una cátedra sobre tauromaquia: "Admito que se me critique a mí, pero no parto peras con nadie que critique a la Universidad".

 

Tras la convocatoria por redes sociales de una manifestación a las puertas del Estudio salmantino para mostrar el rechazo a un acto académico sobre tauromaquia, la Fundación General de la USAL decidió suspender el evento, una postura que ha llevado al rector a recibir críticas por algunos de los que estaban en contra de la cátedra pero también por defensores de la misma, quienes le acusan de "someterse" a los primeros.

 

Ante esta situación, Hernández Ruipérez ha insistido en que la entidad no tenía garantía de que no fuesen a darse "incidentes" dentro del aula, por lo que la institución decidió clausurar el acto unas horas antes de su celebración.

 

Por ello, ha señalado que respeta las críticas de aquellos que "guardando las formas y el respeto" no están de acuerdo de cómo actuó. "Admito que se me critique a mí", pero es "lamentable" que se ataque a la institución, ha dicho.

 

"Lo que no se puede hacer es atacar a la Universidad", ha insistido sobre una situación de polémica por la que ha mostrado su descontento. "No podemos alimentar la intolerancia, no podemos alimentar el fanatismo y, en algún caso, probablemente lo estamos haciendo, no podemos alimentar los análisis de trazo grueso y, sobre todo, tenemos que respetar a las personas y a las instituciones", ha añadido.