Rueda, uno de los candidatos a suceder a Rosa Díez, carga en Salamanca contra la líder

Rueda en la sede de UPyD en Salamanca (Foto:F.Rivas)

José Antonio Rueda achaca la situación de su partido a la división interna y a la “imagen antipática” de Díez.

El candidato de ‘Alianza Magenta’ a las primarias de UPyD, José Antonio Rueda, ha insistido en que la división interna de esta formación forzó los malos resultados de las pasadas elecciones, a lo que ha sumado la “imagen antipática y poco humilde” que ha ofrecido Rosa Díez a la hora afrontar la situación.

 

Rueda ha dicho que la todavía líder de Unión Progreso y Democracia ha tenido “mucha responsabilidad” porque “ha dado una imagen que no ha sido la correcta” y ha confiado “ciegamente” en un equipo que “no ha sido leal a un proyecto sino fiel a una persona”.

 

Sobre el debate abierto meses atrás, antes de las elecciones municipales y autonómicas, para una posible confluencia con Ciudadanos, Rueda ha reconocido que, en ese momento, UPyD se encontraba en mejores condiciones para negociar que el partido de Albert Rivera y que un posible pacto les habría dado “más fuerza”.

 

En cambio, el candidato de ‘Alianza Magenta’ ha rechazado ahora cualquier acuerdo porque esa negociación actualmente “pondría en peligro” el proyecto de UPyD al existir la posibilidad de integrado dentro de Ciudadanos.

 

A pesar de esta situación, Rueda ha dicho que UPyD sigue siendo “el único partido que ofrece las soluciones necesarias” y ha insistido en tratar de recuperar la ilusión entre sus afiliados para luego trasladar ese ánimo a la sociedad en general.

 

Además, ha dicho que en las próximas generales se puede recuperar el voto perdido porque “otras fuerzas aprovecharon la situación y adoptaron medidas de UPyD” pero ahora propuestas como la de Ciudadanos están “cometiendo errores” como sus pactos con el PSOE para Andalucía y con el PP para Madrid.

 

Respecto a Podemos, José Antonio Rueda ha dicho que “la mayor parte de sus propuestas son difíciles de llevar adelante”, de ahí que, según sus palabras, sea “arriesgado” a día de hoy saber si UPyD crecerá o perderá apoyos en las próximas elecciones generales.