Roxana Arans: “Quiero democratizar el mundo del vino para acercarlo a la gente”

"Es una plataforma digital para acercar el mundo del vino a la gente. Siempre he creído que hay que ser cercano al cliente".

Roxana Arans

Roxana Arans nació en Sevilla y vivió en Mallorca durante 14 años. Allí, trabajando en hostelería, comenzó a acercarse al mundo del vino más en serio. “Yo veía que tenía actitudes, mucha memoria olfativa... y, claro, que me gusta el vino”, reconoce la reconocida sumiller.

 

roxana aransAsí, ya viviendo en Salamanca realizó el máster de sumiller de la Cámara de Comercio de Valladolid. Cursos, ponencias, colaboraciones... y llegó el trabajo durante cuatro meses en El Atrio (Cáceres) en 2011. En este mítico espacio cacereño tienen una de las mejores bodegas de España. De hecho, en 2003 fueron galardonados con el Gran Award a las mejores cartas de vino del mundo otorgada por la revista americana Wine Spectator (premio que ostentan hasta hoy).

 

Pero tras su experiencia en El Atrio, Roxana llegó al año siguiente al restaurante Noma, en Copenhague, elegido como el mejor del mundo destronando a Ferrán Adrià durante los años 2010 y 2011.

 

¿Pudo ser un espaldarazo para estas oportunidades el premio que recibió en 2009 como ‘mejor sumiller de Salamanca’?

Los concursos y reconocimientos te sacan de tu zona de confort, te hacen visible. Está bien porque enseñas la patita, pero no creo que te ayuden mucho más. En esa época, básicamente lo que yo quería era aprender; si ese reconocimiento me sirvió, bienvenido sea.

 

¿Cómo se lleva ser mujer en un mundo aún muy masculino, como el del vino?

Es cierto que es un campo dominado por los hombres, pero también es verdad que hay muchas mujeres enólogas que no salen a la palestra. Yo espero de alguna forma poder echar un capote a las mujeres en este mundo y ayudar a llenar ese hueco que existe. Además, hay incluso estudios que aseguran que la nariz de las mujeres en más sensible que la de los hombres, así que aprovechémoslo.

 

¿Con qué te quedas del trabajo en El Atrio y el Noma?

En ambos sitios fui la primera mujer en bodega y en ambos lugares el trabajo fue un paso adelante muy importante en mi formación. Experimentar es fundamental porque te das cuenta de que no solo hay una forma de hacer las cosas. En Dinamarca me di cuenta de que viven el vino de una manera mucho más demócrata y logran que más gente de a pie llegue al vino, por eso la cultura en la calle sobre este sector es mucho más importante y eso que son mucho menos productores que los españoles.

 

“La formación a mi me parece muy importante, pero también beber vino, probar, llenar la memoria de matices... En resumen, teoría y nariz”.

¿Qué características debe tener un buen sumiller?

Debe ser honesto sobre todo, trabajar mucho a nivel interno, y trabajar mucho en reciclarse y tener una formación continua. Cuando hablamos ‘del mundo del vino’ lo hacemos porque realmente es un mundo, es una temática muy extensa. Por eso la formación a mi me parece muy importante, pero también beber vino, aunque parezca una verdad ‘de Perogrullo’: probar, llenar la memoria de matices... En resumen, teoría y nariz.

 

En cuanto a tus gustos personales, ¿cuáles sobre tus preferencias?

Soy más de tintos claramente, aunque me gustaría abrir un hueco para los blancos con crianza, que son los grandes desconocidos. Además, me encantan los vinos de Jerez, que son un mundo aparte. Los prefiero por delante de muchos otros, porque no solo son manzanilla, hay mucha crianza, de muchos años con una alta graduación.

 

¿Qué se hace en Castilla y León que te guste especialmente?

En esta tierra, yo soy muy de Toro. Me gustan sus tintos con identidad, garra, cuerpo... son un referente para mí. Es una denominación que hace años estuvo muy denostada, luego vivió un momento de apogeo y ahora está en una época más equilibrada.

 

Vives en Salamanca desde hace ya muchos años... ¿qué destacarías del trabajo que se hace relacionado con el vino?

Hay una uva, la rufete, que me gusta mucho. Es una uva tinta, perfumada y fresca e incluso ahora se está descubriendo la blanca, que también puede ser muy interesante.

 

¿Cuál es tu objetivo de futuro, tu próxima meta?

Tengo un proyecto propio entre manos que me ilusiona muchísimo. Es una plataforma digital para acercar el mundo del vino a la gente. Siempre he creído que hay que ser cercano al cliente. Creo nuestro trabajo es aconsejar, recomendar, formar, ayudar a la gente a que disfrute del vino, sin castigarle el bolsillo. Lo que más importa es que el vino siga bebiéndose, que esté al alcance de todos, democratizar este mundo para quitarle el pompo que ahora tiene.

Comentarios

Ole 27/11/2019 22:08 #3
Y yo quiero democratizar a la gente para que pueda comprar vino y de paso darla trabajo.
PSSSSSSS Y DOS 22/11/2019 18:48 #2
LUEGO LOS LLEVAMOS A ALCOHOLICOS ANONIMOS ¿ EH ROXANILLA¿? OS HAREIS CARGO DE ELLOS TÚ Y LOS BODEGUEROS?
PSSSSSS 21/11/2019 17:49 #1
EL VINO PRODUCE Y GENERA BORRACHOS Y POR ENDE ALCOHOLICOS SEGUNDA LACRA ESPAÑOLA..SIGUE ASI ..AHORA VAS Y MECENSURAS TRIBUNA,,PERO....

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: