Rodríguez elude explicar el motivo exacto por el que negó el permiso al mercadillo de plaza del Oeste
Cyl dots mini

Rodríguez elude explicar el motivo exacto por el que negó el permiso al mercadillo de plaza del Oeste

El concejal Fernando Rodríguez.

El concejal del área se escuda en que ha pasado de ser algo ocasional a un mercadillo periódico, lo que requiere otro tipo de autorización y la opinión de la Cámara de Comercio. Esgrime los más de cien permisos concedidos en los últimos años, pero no explica en virtud de qué se negó la autorización al acto del domingo.

El concejal del área de Policía, responsable de los permisos de ocupación de la vía pública, ha dado una larga cambiada a la pretensión de los grupos de la oposición de que explicara por qué se ha negado la autorización al mercadillo de la plaza del Oeste del pasado domingo. En su lugar, ha explicado que al acto se le debería aplicar una ordenanza diferente a la que regía la petición, pero en ningún momento ha justificado en virtud de qué no se ha autorizado esta vez una actividad que otras veces sí ha tenido autorización. Una actitud que ha suscitado una importante discusión, acalorada incluso entre Fernando Rodríguez y algunos concejales.

 

Tras la reunión entre PSOE, C's y Ganemos con ZOES, le tocaba explicar al equipo de Gobierno el motivo último por el que se denegó el permiso para el mercadillo previsto el pasado domingo en la plaza del Oeste, la polémica del fin de semana. El grupo popular fue el único que decidió no acudir a la reunión de la asociación del barrio del Oeste con los grupos municipales, pero tampoco ha dado los motivos exactos sobre los que asentó su negativa. Según los hechos conocidos, el concejal del área, Fernando Rodríguez, comunicó a la presidenta de ZOES el viernes que no autorizarían el mercadillo pese a que había pedido los permisos.

 

La oposición pidió saber en virtud de qué artículo y de qué ordenanza se le negaba la autorización, pero Rodríguez ha preferido centrarse en justificaciones que no explican la decisión. En primer lugar, ha argumentado que el Ayuntamiento ha dado permiso a ZOES en más de un centenar de ocasiones y que eran muy escasas las veces en las que no se les había autorizado una actuación. Un argumento 'al peso', el hecho de haber concedido permisos con anterioridad no tiene nada que ver con una denegación.

 

Después, ha aludido a una ordenanza diferente a la que se le ha aplicado hasta ahora a las peticiones de la asociación. Según su versión, el mercadillo se ha convertido en un acto periódico y no en un acto puntual, con lo que hay que aplicarle otra ordenanza según la cual tienen que presentar un proyecto y someterse a la opinión, no vinculante, de la Cámara de Comercio.

 

De fondo pueden estar los temores del sector del comercio a un tipo de actividad que busca incentivar los establecimientos del barrio, porque el mercadillo está promovido por empresarios de la zona que pagan sus impuestos y que usan este tipo de actividades como acicate. Y por otro, la perspectiva de que se compruebe el buen resultado de la peatonalización planteada para el barrio y que no se acaba de acometer.

Noticias relacionadas