Roberto Íñiguez y el triunfo tras días de incertidumbre: "Hemos juntado la manada"

Roberto Íñiguez, entrenador de CB Avenida (Foto: A. Nevado)

Palabras de elogio del entrenador de Perfumerias Avenida a su rival, a sus jugadoras, y a la familia Recio y un 'toque de atención' para que el espónsor tenga la mínima ayuda que necesita un club que no para de ganar títulos para Salamanca y Castilla y León. 

Tras la conquista de su primer título como entrenador de Perfumerías Avenida, primer título también en su regreso a España para continuar su trayectoria impoluta en la Liga nacional, Roberto Íñiguez quiso comenzar "felicitando a Gernika porque ha hecho una Supercopa impresionante, hoy nos ha costado muchísimo y a base de creer de solucionar alguna cosa en el descanso se dio. Felicidades a Gernika porque han dado un paso como club y como equipo importante. Dicen que las finales hay que ganarlas pero creo que han dado un paso muy importante". 

 

Y a continuación centro su comparecencia en tres puntos: Su equipo, afición y los responsables últimos de esto, el patrocinador del club. "Lo primero felicitar a mis jugadoras, a mis staff, a todos los que han participado desde la pretemporada. Tuvimos tres días muy duros antes de venir, muy difíciles. Me acordaba de cuando entrené en Orenburg, una ciudad muy dura en la que tienes que estar muy centrado pero en el que al final tiene que ver la calle y veía perros abandonados por la calle, perros apaleados que se juntaban y hacían manadas porque lo pasaban muy mal. Yo decía, fijate como se juntan y para mí, mi equipo ha sido eso. Hemos estado apaleados en casa tres días, hemos estado mordiéndonos las uñas, no sabíamos que iba a pasar y hemos juntado la manada. Y la fuerza ha sido la de la manada, me quito el sombrero ante ellas, ante el trabajo que han hecho, a como entrenan cada día. Pero llegar sin entrenar, con ese 'feeling' y jugar como lo han hecho, no quiero hablar de baloncesto", señaló. 

 

Se dirigió a 'la marea azul'. "Nuestra afición. Sabemos que están ahí, los sentimos, se hacen notar en redes sociales, en llamadas y espero que estén muy orgullosos del equipo y espero que les hayamos dado una alegría porque se lo merecen. Ojalá nos podamos juntar pronto pero los tenemos siempre presentes y quiero que lo sepan porque además los necesitamos"

 

Y para acabar, agradeció el esfuerzo a la familia Recio, a su presidente y hermanos por toda su labor en una época complicada. "Lo tercero es para nuestro espónsor, la familia Recio. Lo han pasado muy mal, muy mal. Hay mucha gente que no sabe cosas, aparte de profesionalmente, personalmente también. Han tenido discrección, han vivido cosas muy graves y están ahí y han dado lo máximo que han podido al equipo. No se puede pedir más".

 

Al menos a ellos porque tiene claro quién puede echarles una mano, pequeña, pero vital para hacer crecer al club. "Lo único que pido es que somos un equipo y un club con una organización pequeñita pero somos flexibles y tenemos que mejorar porque vienen peces gordos detrás, grandes clubes. Ya están llegando y van a llegar más y cuando la familia Recio, nuestro 'presi' necesita una pequeña ayuda de los que mandan, de las instituciones para mejorar detallitos del club, me gustaría que estuvieran ahí, que nos ayuden porque necesitamos pequeños detalles que son los que mejoran cada día las cosas y eso nos hará crecer. Y a las jugadoras que se sientan cómodas porque ven esfuerzos que se sentirán propiedad del sitio, querrán estar".

 

Y acabó dejando claro que tras el título y los dos días de descanso "lo último que seguimos, no hemos hecho nada más que empezar, dos días libres y seguir duro".

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: