Risco promete que remunicipalizar el servicio del agua para la gestión municipal bajará el recibo
Cyl dots mini

Risco promete que remunicipalizar el servicio del agua para la gestión municipal bajará el recibo

Gabriel Risco, candidato de Unidas Podemos IU Equo-Ganemos Salamanca. Foto: F. Oliva

El candidato a alcalde de Unidas Podemos-Ganemos cree que un ayuntamiento bien gestionado puede recuperar el servicio del agua privatizado en 1996: no pagarían indemnización y se cambiaría en 2021.

El candidato de Unidas Podemos-Iu-Equo-Ganemos Salamanca, Gabriel Risco, ha desgranado una de las propuestas más reiteradas por su grupo en la última legislatura, como es la recuperación de servicios municipales privatizados para la gestión municipal directa. Según el candidato a alcalde, una Salamanca bien gestionada pasaría por gestionar directamente desde el Ayuntamiento el servicio de agua, externalizado por 3.000 millones de las antiguas pesetas en 1996. Y frente a quienes dicen que no es posible o que saldría más caro, Risco defiende lo contrario.

 

Según el candidato a alcalde, el objetivo número uno de Podemos-Ganemos es recuperar este servicio porque "es un derecho esencial". Sería, según ha explicado, la manera de que no haya cortes de agua para las familias en dificultades, de evitar los continuos reventones que siguen produciéndose y que, además, el recibo sea más barato. "Para conseguirlo es imprescindible recuperar la gestión directa del servicio del agua", ha dicho.

 

Risco asegura que es posible gestionar el suministro de agua desde el Ayuntamiento y que no salga más caro, además de que el servicio mejore. Para ello, apuesta también por invertir en el cambio de las tuberías de fibrocemento, prohibidas por las autoridades comunitarias, que son las más viejas y las que más problemas siguen dando, pero cuya sustitución se ha ralentizado desde el consistorio.

 

Risco ha asegurado que "sabemos cómo hay que hacerlo". En este sentido, ha descartado cualquier tipo de incertidumbre que se pueda sembrar, porque nunca romperían el contrato, por lo que no habría que indemnizar a la empresa concesionaria: esperarán hasta el 27 de diciembre de 2021, cuando expira. Por ello, asegura que hay tiempo para analizar la fórmula, que otras ciudades como Valladolid ya han implantado. También ha dicho que descartan despidos o reducción de personal.

 

En cuanto a otro servicio que estudiarían recuperar, se trata del bus urbano. Este contrato está ahora mismo anulado por los tribunales y se ha abierto un plazo de un año para volver a licitarlo, ya que se declaró nula la adjudicación a la actual concesionaria, que fue recurrida por la empresa Globalia hace años y a la que ahora han dado la razón los tribunales. Se trata de un contrato millonario que, según ha explicado la número '2' de la candidatura, Carmen Díez, hay que estudiar si es posible su recuperación.

 

El motivo es el mismo que en el caso del agua, ya que Podemos-Ganemos considera que es posible mejorar el servicio con cambios en los horarios, los trayectos o el bus nocturno para conseguir, por ejemplo, que el bus llegue al centro de salud de Garrido. Hace unos años, el Ayuntamiento, de acuerdo con la empresa concesionaria, decidió cambiar el servicio tocando trayectos y cambiando paradas para recortar kilometraje y abaratar el coste, ya que a la empresa se le paga por los kilómetros que hace, no por los viajeros que lleva.