Revolución en el tráfico de Salamanca: todos los cambios de un año decisivo y los que se avecinan
Cyl dots mini

Revolución en el tráfico de Salamanca: todos los cambios de un año decisivo y los que se avecinan

Desde los nuevos límites al acceso del bus al nuevo Hospital, pasando por la ordenanza de patinetes, muchas cosas han cambiado en el último año en la circulación: la futura ZBE será el colofón.

A punto de cumplir un año desde que Salamanca implantó de manera general estrictos límites de velocidad en ciudad, son muchas las cosas que han cambiado en la circulación en la ciudad que ha acumulado nuevas normas, nuevas vías y muchas decisiones que afectan al tráfico diario.

 

ZBE

Es el gran cambio que se avecina, la implantación de una Zona de Bajas Emisiones que, al estilo de Madrid Central o del caso de Valladolid, restringirá el acceso de determinados vehículos al centro de Salamanca. Está por concretar cuáles, pero ya se conoce el área y su objetivo, que es rebajar contaminación y dar prioridad a peatones, bicis y transporte colectivo para conseguir una ciudad más amigable y saludable.

 

La ZBE de Salamanca tiene que estar operativa durante 2023 y afectará a buena parte de la 'almendra' de la ciudad, el centro histórico que ya está ampliamente peatonalizado y con tráfico restringido y que lo estará aún más en el futuro. El territorio dentro del perímetro formado por Canalejas, avenida Mirat, Carmelitas, paseo de San Vicente y Rector Esperabé es el afectado. Todas las calles dentro de ese perímetro estarán afectadas por las restricciones para circular con la ventaja de que la gran mayoría están peatonalizadas o lo van a estar pronto, tienen ya limitaciones a la circulación y vigilancia. Buena parte de esa almendra ya no tiene tráfico. Así va a ser la ZBE.

 

Límite 20 y 30

El 11 de mayo de 2021 Salamanca estrenaba los nuevos límites de velocidad en ciudad. El cambio normativo fue impulsado por la DGT que generalizaba el límite 30 en ciudad en sustitución del de 50 de toda la vida. Sin embargo, en la capital del Tormes se quiso ir más allá. Además del máximo de 30 en calles de un solo sentido (unas 1.300 en total) y el clásico 50 para las avenidas más grandes, se aplicó un límite 20 en 200 calles que formaban zonas residenciales.

 

El resultado, casi un año después, y según datos municipales: la velocidad media se ha reducido entre 10 y 20 kilómetros por hora en la mayoría de las avenidas de la ciudad. El resultado es que en ninguna de las grandes avenidas se circula ya por encima de 50, el anterior límite, más todavía en las que tenían límites inferiores. Y una rebaja importante de los atropellos: sólo 17 en el primer cuatrimestre de 2022, un 70% menos que en 2021 cuando ya bajaron mucho.

 

Carril bici al centro

Salamanca cuenta con una amplia red de carril bici, pero a su vez siempre se le ha achacado lo mismo, y es verdad: es una infraestructura más lúdica de circulación. Todos los carriles circundan la ciudad sin llevar 'a ninguna parte' y no había ni uno que acabara en el centro... hasta ahora. En breve habrá un carril bici que llegue al centro peatonal donde, eso sí, habrá que bajarse: la norma sigue prohibiendo circular en bici por calles peatonales.

 

El proyecto, con un coste de unos 52.000 euros, consiste en la ampliación del trayecto del actual carril bici de Alfonso de Castro. En la actualidad este carril exclusivo llega hasta la avenida de Portugal, que ahora cruzará para seguir trayecto por Maldonado Ocampo, las plazas de Julián Sánchez 'El Charro' y Gabriel y Galán para atravesar la avenida de Mirat y terminar en la zona peatonal de Bientocadas. El trazado es el que se recoge en el mapa inferior. Obligará a eliminar algunas plazas de aparcamiento.

 

 

Peatonalizaciones

Las peatonalizaciones no tienen vuelta atrás en Salamanca que ya ha empezado a ejecutar un  plan que llevaba años previsto, pero sin  hacer. Cuatro proyectos ya tienen luz verde y consolidarán la conversión de calles convencionales en peatonalizadas, en algunos casos para acondicionar un entorno, pero fundamentalmente para transformar calles con tráfico como paso previo a las restricciones a la circulación que están previstas como parte de la implantación de la nueva Zona de Bajas Emisiones. Estos son los cuatro proyectos. Se les sumará la finalización de la obra en la calle Ancha y no serán las últimas.

 

Vial del Hospital

Ha sido uno de los retos más recientes de la circulación en Salamanca, la apertura de la nueva calle que da acceso y servicio al Hospital. Es un lugar que va a ser de gran afluencia y que requiere de dar servicio de taxis con paradas y de bus, con cambios en las líneas para que lleguen algunas líneas a la puerta y otras a las cercanías. Ha sido dotado de un radar que ha tenido mucha actividad: se suponía que iba a ser un lugar propicio para superar los límites y así ha sido.

 

Nuevas líneas de bus

Depende del futuro nuevo contrato de concesión, que se tiene que licitar (faltan los pliegos), pero el bus urbano va a tener cambios. Ya los ha sufrido para adaptarse y llegar al nuevo Hospital, pero también para acercarse a los campus universitarios y regresar a la Plaza del Mercado: así se ha hecho. Además, tendrá una nueva línea, la 15, que atenderá una demanda histórica de Pizarrales, Capuchinos y Barrio Blanco. El resto de cambios, tras los trabajos de una comisión.

 

Ordenanza de patinetes

En noviembre pasado entraba en vigor la nueva ordenanza municipal para los patinetes eléctricos que ha prohibido algunos de los comportamientos más habituales, como circular por las aceras. La nueva ordenanza viene a regular la circulación de estos vehículos de movilidad personal y las velocidades y establece de manera concreta que podrán hacerlo en los carriles bici que unen la capital y municipios del alfoz. Para el resto, se apoya en las normas estatales presentes y futuras, como la prohibición de ir bebido o drogado, usando el móvil o auriculares o exceder la velocidad límite, o la obligación próxima de llevar casco. Esta es la nueva norma y sus multas.

Noticias relacionadas