Rescindido el contrato con la empresa que hacía los menús en el comedor de la guardería de Pizarrales
Cyl dots mini

Rescindido el contrato con la empresa que hacía los menús en el comedor de la guardería de Pizarrales

(Foto: Google Maps)

La fundación municipal que gestiona la guardería ha roto el contrato por los retrasos en la entrega de los pedidos y dudas sobre la salubridad de los productos.

La Fundación Salamanca Ciudad de Cultura ha decidido rescindir el contrato con la empresa que proporcionaba el servicio de comedor de la escuela infantil de Pizarrales, la única de gestión directa del Ayuntamiento de Salamanca y que está bajo la responsabilidad de la fundación municipal. El motivo, los incumplimientos de la empresa concesionaria que reiteradamente entrega tarde los pedidos necesarios para elaborar los menús y con productos que no cumplen los requisitos sanitarios.

 

La decisión se ha tomado este jueves por unanimidad en una convocatoria urgente de los órganos de dirección de la fundación municipal con el único punto de la rescisión del contrato ante los contratiempos que estaba causando. La empresa tiene problemas internos, retrasos en las nóminas y deudas con la Seguridad Social. La decisión se ha precipitado con un informe de la dirección del centro sobre la última incidencia en la que un día el pedido no llegó a tiempo, los niños estaban sin comida y hubo que contratarla en un cátering.

 

La decisión se ha tomado de manera unánime por los representantes de todos los grupos políticos y ya está en marcha el proceso para contratar a una nueva empresa y que se haga cargo del servicio cuanto antes. De momento, será Eulen, empresa que gestiona las otras tres guarderías municipales, la que preste el servicio.

 

Ganemos Salamanca ha mostrado su “preocupación” y pide “un control más exhaustivo” en la gestión de las escuelas infantiles municipales por parte de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, responsable de este tipo de centros. Ante los problemas detectados, el grupo granate ha solicitado informes sobre el comedor infantil y ha pedido, además, que la actual empresa quede descartada en futuros procesos de contratación municipal

 

El contrato que hoy se ha decidido rescindir fue prorrogado en julio de 2018 y, en aquel momento, Ganemos también pidió detalles al respecto, en concreto, conocer si se habían llevado a cabo encuestas de satisfacción a las madres y padres que justificaran la prórroga. Desde la Fundación se comunicó que “la citada empresa viene desarrollando el servicio con total normalidad y a plena satisfacción, (…) no existiendo inconveniente alguno para acceder a la segunda prórroga”.

 

Desde entonces, durante estos meses, no ha habido ningún otro informe de control sobre el comedor de la EMI Los Pizarrales, algo que hace a la agrupación electoral poner en duda la calidad de los controles realizados por la Fundación “en un tema tan delicado como la comida infantil”, tal y como señala la concejala Pilar Moreno.

 

“Es cierto que el conflicto se está resolviendo de forma adecuada al rescindir este contrato y aprobar ya el pliego para una nueva licitación pero, ¿de verdad la Fundación está haciendo un buen control, no sólo en esta, sino en todas las áreas de las que es responsable?”, se pregunta Moreno. 

 

En este sentido, Ganemos Salamanca insiste en que la gestión directa desde el Ayuntamiento sería una alternativa más adecuada, ya que permitiría “controles sistemáticos” e incluso “por sorpresa” que garanticen la calidad en los servicios ofrecidos por las empresas subcontratadas, lejos del “déficit en la supervisión” mostrado con respecto a la EMI Los Pizarrales por la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, cuya existencia sigue siendo “innecesaria” para el grupo granate.

Noticias relacionadas