Renfe justifica en la baja ocupación la reducción de servicios: mover "trenes sin viajeros" no es sostenible

Interior de un trenhotel nocturno de Renfe. Foto: Renfe

La operadora ferroviaria reitera que se recuperarán todas las frecuencias y horarios, pero que el transporte ferroviario está muy lejos de recuperar la demanda de ocupación que tenía antes de la crisis.

El secretario de Infraestructuras y Transportes del PSOE y diputado por Cantabria en el Congreso, Pedro Casares, asegura que Renfe adaptará "progresivamente" su oferta de servicios de trenes a la evolución de la demanda en la región, una de las afectadas por la reducción de servicios con la que los usuarios se han encontrado con el finald el estado de alarma. El socialista lo afirma así en un comunicado en el que explica que el objetivo es "recuperar los niveles previos a la crisis" del coronavirus, pero indica que "actualmente mover trenes sin viajeros no es ni medioambiental, ni social, ni económicamente sostenible".

 

A su juicio, "buena prueba" del compromiso con el servicio es la adjudicación de la renovación de trenes de ancho métrico para la cornisa cantábrica. Se trata de una decisión que el Consejo de Administración de Renfe adoptó el pasado 25 de junio.

 

El diputado cántabro del PSOE, para explicar las razones por las que no se ha recuperado la totalidad de líneas que existían antes del Covid, pone como ejemplo los datos del 22 y 23 de junio sobre la demanda en trenes de Cercanías y de Larga Distancia como el Alvia. Así, el día 22 la ocupación de Cercanías en Cantabria fue del 13,8% y el 23 de junio, del 12,4%, lo que da una media del 13%, "por lo que las plazas ofertadas supera ampliamente la demanda".

 

De la misma forma, los días 22 y 23 de junio se ofertaron 1.196 plazas en el Alvia Madrid-Santander y la ocupación ha sido de 797 viajeros, lo que supone el 66%, apunta el representante del PSOE en el Congreso. En otro de los casos, el tren Santander-Oviedo, un servicio al día por sentido, se han ofertado 160 plazas, ocupándose solo 37, un 23% del total, asegura el socialista. Y "lo mismo" ocurre con el tren Santander- Bilbao, también con un servicio diario por sentido, que de 160 plazas ofertadas solo se han ocupado 48, un 30%, según Casares.

 

"Es un objetivo de Renfe recuperar los niveles previos a la crisis pero actualmente está muy lejos de recuperar la demanda de ocupación que había en febrero de 2020, no solo en Cantabria sino en cualquier rincón de España, donde tampoco se han recuperado las frecuencias y horarios anteriores a la crisis", argumenta el portavoz económico del partido en la Cámara Baja.

 

En este sentido, el diputado nacional subraya que el incremento de frecuencias y plazas es "generalizado en todos los corredores", con mayor incidencia en aquellos que tienen más volumen de viajeros, "y se va a ir produciendo de forma progresiva".

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: