Renault ZOE e-Sport Concept: ultra potenciado

La marca francesa sorprende con una versión concepto de altas prestaciones que se ha desarrollado sobre la base del ZOE, el urbano eléctrico de Renault.

Renault, que es el proveedor de la unidad de potencia que montan los monoplazas de la Fórmula E, ha aprovechado toda la experiencia adquirida en dicha categoría para lanzar un prototipo eléctrico de 460 CV. Esta potencia la consiguen dos motores que están situados en cada uno de los ejes del vehículo para conseguir una versión de tracción integral.

 

Con su potencia de 460 CV y su par motor máximo de 640 Nm, que se encuentra disponible de manera prácticamente inmediata, este potente eléctrico es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 210 km/h, unas cifras que le sitúan a la altura de coches deportivos de altos vuelos. Asimismo, las aceleraciones y las recuperaciones son lineales.

 

Como buen eléctrico que se precie, su nivel sonoro, al igual que en un monoplaza de Fórmula E, se limita esencialmente a los rodamientos de la transmisión y al rozamiento de los neumáticos.

 

El peso, que no es bajo (1 400 kg), está lastrado por las baterías. Para minimizarlo, la carrocería es de carbono, el mismo material que utilizan los monoplazas de la Fórmula E.

 

El chasis, diseñado y fabricado por TORK Engineering, se compone de un arco tubular de acero equipado con protecciones de Kevlar. El arco cumple con las normas de seguridad de la FIA, lo que permite que ZOE e-Sport Concept circule en circuito. Por su parte, los amortiguadores regulables de tipo «4 vías» OHLINS proceden asimismo de la competición. Adaptan el chasis a los distintos tipos de circuito y de conducción, al igual que en Renault Mégane R.S. 275 Trophy-R.

 

El ZOE e-Sport Concept presenta una distancia al suelo rebajada, unas vías más anchas y 4 ruedas motrices. Las suspensiones de tipo «doble-pala» delanteras y traseras, proceden directamente de la competición y garantizan una geometría de trenes precisa en cualquier circunstancia.

 

Las ruedas de 20 pulgadas transmiten toda la potencia del vehículo al suelo. Están equipadas con neumáticos R20-245/35, un tamaño muy poco habitual en circuito.

 

En su interior, destacan los dos asientos baquets firmados por Recaro, que están equipados con arnés de competición. Como en un monoplaza Renault e.dams de la Fórmula E, el volante rectangular libera el campo de visión. Además, el piloto tiene acceso a unos parámetros de reglaje del grupo motopropulsor y de la gestión de energía. En el salpicadero, hay 3 islotes centrales disponibles dedicados al mando de la caja, al modo de rodaje (4 combinaciones posibles) y al reparto de frenada.

 

Por último, el ambiente en el habitáculo es negro con toques de azul y de aluminio, sobre todo en los mandos. Los asientos, el volante y los paneles de puerta están revestidos de Alcántara pespunteado.