Renault Twingo Electric: la ciudad es para mí
Cyl dots mini

Renault Twingo Electric: la ciudad es para mí

El utilitario de la firma del rombo, que está presente en el mercado desde el año 1993, se reinventa para convertirse en eléctrico. Ahora, aporta mayor eficiencia y una experiencia de conducción muy satisfactoria.

El Twingo Electric es la respuesta de Renault a la evolución de la demanda en el segmento de los pequeños coches urbanos, en el que los conductores buscan unos vehículos que sean prácticos, económicos y respetuosos con el medioambiente. Lo eléctrico se impone en este contexto urbano como una solución idónea para los múltiples trayectos del día a día.

 

A diferencia de la anterior versión, este nuevo Twingo incorpora mejoras estéticas en la carrocería e interior. Exteriormente, son nuevos los grupos ópticos (los delanteros tienen luz diurna en forma de C), los paragolpes y la gama de llantas. También hay nuevas opciones de personalización, con diferentes adhesivos decorativos y un nuevo color denominado comercialmente como 'Naranja Valencia' (cuesta 620 euros y sólo está disponible en la nueva edición limitada 'Vibes').

 

Para decorar el interior, Renault ofrece varios packs de personalización que definen el color de la banda del salpicadero, de los contornos de los aireadores, de la base de la palanca de velocidades y de los radios del volante, además del color de la trama de la tapicería.

 

En cuanto a funcionalidad, esta nueva versión eléctrica ofrece la misma accesibilidad y habitabilidad que las versiones térmicas hasta ahora conocidas. Con sus cinco puertas, su piso plano y su asiento del pasajero delantero totalmente abatible, ofrece por ejemplo 2,31 metros de longitud de carga, un dato, sin duda, excelente. El volumen del maletero, con portón de cierre con tirador, no ha variado y sigue siendo de 240 litros.

 

MÁS DINÁMICO Y DIVERTIDO

 

El nuevo Twingo eléctrico brinda una conducción mucho más placentera que el anterior modelo equipado con un motor de gasolina. Su motorización eléctrica de 82 CV suministra un par máximo de 160 Nm inmediatamente disponible. Gracias a ello, y a la tracción trasera, el Twingo es un coche muy reactivo que se mueve con una agilidad y rapidez impresionante. Además, gracias a su condición de 'trasera', no hay pérdidas de motricidad como ocurre en otros coches eléctricos. En cifras, tiene una aceleración de 0 a 50 km/h se realiza en apenas 4 segundos y una velocidad punta de 135 km/h.

 

Para conseguir una mayor eficiencia, el Twingo dispone de una modalidad de recuperación de energía. El modo B, que así es como se denomina y que dispone de tres posiciones diferentes, se puede seleccionar a través de la palanca de velocidades. En función de la posición elegida, se puede variar la intensidad de la retención cuando se levanta el pie del acelerador. El reglaje más acentuado, (B3), simplifica la conducción en ciudad al limitar el uso del pedal de freno, aumentando así el confort de conducción. A la inversa, el nivel más fluido (B1), que deja que el coche siga bajo su impulso, prácticamente como si estuviera en rueda libre, es el más indicado para circular por los grandes ejes periurbanos. El nivel intermedio (B2), seleccionado por defecto, produce una deceleración moderada, la más idónea para las situaciones de conducción variadas del día a día.

 

Con su batería de 22 kWh, el Twingo Electric ofrece hasta 270 kilómetros de autonomía en ciclo WLTP City y 190 kilómetros en el ciclo WLTP Completo. Teniendo en cuenta que los propietarios europeos de miniurbanos recorren de media unos treinta kilómetros al día, esta autonomía permite realizar una semana de trayectos urbanos sin recargar.

 

Para consumir menos, disponemos del habitual modo «ECO». Se activa mediante un botón situado en la consola central y permite una autonomía de alrededor de 225 kilómetros en trayectos mixtos. Esto se consigue gracias a una limitación de la aceleración y de la velocidad máxima en vía rápida.

 

Con su cargador inteligente Caméléon patentado por Renault, el Twingo se recarga en casa, en el trabajo o en las infraestructuras públicas a través de corriente alterna (AC) hasta 22 kW. Esta tecnología le permite adaptarse a la potencia disponible de cada borne y sacar la máxima energía en el menor tiempo posible. Twingo Electric se beneficia así de un tiempo de recarga óptimo en cada tipo de borne y se carga hasta cuatro veces más rápido que sus competidores. En tan sólo media hora se puede conseguir una autonomía de hasta 80 kilómetros

 

Basta una simple pausa de media hora conectado a un borne 22 kW para que Twingo Electric recupere hasta 80 kilómetros de autonomía en trayectos mixtos. Se trata de una gran ventaja ya que, de hecho, los bornes AC de 11 a 22 kW son los más frecuentes en el espacio público y representan la inmensa mayoría de los bornes presentes en las ciudades, terreno juego predilecto de Twingo Electric.

 

Dinámicamente, dejando al margen la inigualable experiencia que aporta su sistema de propulsión, estamos ante un modelo urbano sobresaliente. Sus reducidas dimensiones, el suave tacto de todos los mandos de control y la sensación de ligereza, permiten que el Twingo se mueva como pez en el agua en ciudad y sus alrededores. Mención especial merece su excelente radio de giro, que es el mejor del mercado. Gracias a todo el espacio que libera el motor (este se encuentra en la parte posterior), las ruedas tienen más espacio para girar mucho más. Bastan 8,60 metros para que el coche dé media vuelta.

 

En cuanto a equipamiento se refiere, la versión Zen y la serie limitada Vibes dan acceso al sistema multimedia 'Renault Easy Link', que ofrece navegación integrada y un conjunto de servicios conectados que facilitan su uso, como el seguimiento de la recarga o la planificación del trayecto con los bornes de recarga. Este sistema, que es compatible con Apple CarPlay y Android Auto, se puede visualizar desde la pantalla táctil de 7 pulgadas integrada en la consola central.

 

El nuevo Renault Twingo Electric ya está disponible en las concesiones oficiales de Renault Arroyo, Valladolid Automóvil y VASA. El modelo de acceso se puede adquirir desde 19.881 euros.