Renault Captur dCi 110 Zen: multiplica su atractivo

El crossover urbano de Renault, que se produce en Valladolid en exclusiva mundial, se reinventa y presenta un diseño aún más elegante con nuevas tecnologías integradas, sin perder un ápice de su lado práctico.

El Captur, del que se han fabricado ya más de 900.000 unidades en la factoría de Renault en Valladolid con destino a más de 70 países, se renueva a través de numerosos elementos. Líder del mercado europeo y español, donde se han comercializado 60.000 unidades desde su lanzamiento en abril de 2013, el SUV de Renault ha destacado especialmente por su diseño, que ha sido históricamente su principal razón de compra.

 

Aunque las mejoras estéticas de la carrocería son prácticamente inapreciables, encontramos una nueva gama de colores y llantas, una renovada rejilla en el frontal y unos grupos ópticos delanteros y traseros que han sido modernizados. Precisamente, las nuevas luces delanteras full LED "Pure Vision", suponen un gran avance para ofrecer un alumbrado más efectivo y atractivo.

 

El interior gana en refinamiento con plásticos específicos, finos cromados y colores más sobrios y elegantes. Además, se introduce un nuevo volante que mejora con creces al que equipaba el anterior modelo. En otro orden de cosas, los paneles de las puertas han sido rediseñados, hay nuevos plafones con iluminación de LED en el techo y los asientos mejoran considerablemente para ganar en ergonomía y sujeción.

 

Otra de las novedades más reseñables, es la posibilidad de equipar un techo acristalado fijo. Esta novedad está disponible a partir del tercer nivel de equipamiento y en configuración bitono. Todo un acierto para conseguir un habitáculo más luminoso.

 

UNA AMPLIA GAMA DE MOTORIZACIONES

 

Con seis tipos de propulsores, en versión diésel o gasolina, el renovado Captur permite que todos encuentren el motor que les conviene. La oferta de motores de gasolina está formada por un Energy TCe 90 con caja manual y un TCe 120 con caja de velocidades manual o automática. Como complemento de la caja automática de doble embrague EDC, esta transmisión manual está pensada para los clientes sensibles al coste y deseosos de tener un control completo sobre la conducción del vehículo. Respaldado por las tecnologías de la inyección directa, del turbo y del Stop & Start, el motor suministra 205 Nm a partir de 2000 revoluciones.

 

En cuanto a las motorizaciones diésel, encontramos el motor dCi 90 (disponible en versión con caja manual o con caja automática) y el dCi 110 acoplado a una caja manual de seis velocidades. Este último, que ha sido objeto de nuestra prueba, está equipado con un sistema Stop & Start y un dispositivo de recuperación de energía al frenar y al desacelerar que, en ambos casos, permiten optimizar el gasto energético. Esta motorización, que ofrece una potencia de 110 caballos a 4000 r.p.m. y un par de 260 Nm a 1750 r.p.m., es tremendamente agradable de utilizar gracias a su magnífica respuesta en todo su margen de giro y a su refinamiento. En este último punto es capaz de superar a motorizaciones de gasolina, que resultan más ruidosas y menos refinadas.

 

El consumo de carburante es muy reducido frente a las alternativas de gasolina y, también, frente a sus rivales dotados de un motor equivalente. Según nuestras mediciones, es muy fácil conseguir medias que se sitúen por debajo de los 5 l/100 km, mientras que en ciudad podemos consumir, como mucho, unos 6,2 l/100 km.

 

El bastidor también se ha visto mejorado para dar un enorme salto de calidad. Ahora, el Captur es un coche mucho más aplomado y mucho más reactivo en los cambios de dirección, lo que se traduce en una mayor estabilidad y una diversión al volante que ha evolucionado considerablemente. Además, la adherencia en curva es muy superior a la de su predecesor, que necesitaba mejorar mucho en este apartado.

 

El renovado Captur también da un gran salto de calidad en cuanto a equipamiento. Una de las principales novedades, además del nuevo techo panorámico fijo comentado anteriormente y el nuevo sistema de audio premium firmado por el especialista Bose, son las nuevas ayudas a la conducción. En este campo, el SUV de Renault incorpora ahora elementos como un detector de ángulo muerto, un radar de marcha atrás y un sistema de estacionamiento manos libres.