Reforma de Los Bandos: la plaza verde (y no gris) que quieren los salmantinos

Las propuestas ciudadanas piden respetar los árboles, más zonas verdes y sombras. No quieren saber nada del proyecto de Mañueco para hacer otra plaza granítica.

Los salmantinos piden una plaza verde y no gris. Esa es la principal conclusión que se puede sacar de las propuestas que han hecho llegar a través del cauce de participación municipal sobre el proyecto de reforma de la plaza de Los Bandos. Son cerca de 90 las contabilizadas por el Ayuntamiento y el 95% dibujan un panorama concreto: 'no' a cambiar radicalmente el aspecto de la plaza.

 

Tras analizar las propuestas, la principal conclusión que se puede sacar es que casi nadie quiere una plaza muy nueva que pierda su esencia, que es lo que erróneamente había propuesto el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco. Esto explica el enorme rechazo que cosechó el proyecto original (así iba a ser la plaza) presentado por el alcalde, que daba por sentado que se iba a ejecutar, y que ahora tendrá que enmendar una comisión que parte de una base: hay que renovar sus 'sala de máquinas' (saneamientos) y definir su aspecto superficial.

 

De momento, el presidente de la comisión, Alejandro González, portavoz de C's, quiere recabar las opiniones de todos los invitados, empezando por el autor del proyecto, que ha sido invitado a explicarlo. Pero parece claro que no ha lugar para la reforma radical que se pretendía. Al menos, eso es lo que quieren los ciudadanos. Darle un mayor vínculo con su entorno, con un guiño al español, parece la vía elegida.

 

Si nos fijamos en lo que piden los que han participado en el proceso de consulta, hay varias cosas claras. Lo que más se pide es dejar la plaza como está, pero arreglando todos sus desperfectos; eso incluye integrar sus dos calles laterales y peatonalizarlas. Además, se pide ampliar las zonas verdes si es posible, incluso hay quien se niega a adoptar los parterres triangulares que propone el proyecto previsto; se le suma el respeto a los árboles que hay, cuidando los existentes y reponiendo los que faltan. El objetivo es que den sombra... y que disimulen la fachada de un banco próximo.

 

En el capítulo de los elementos urbanos, se pide de manera unánime mantener la estatua de Carmen Martín Gaite en un lugar preminente, también la fuente y, si se puede, recuperar la pérgola que había hace un tiempo en el lado próximo a la fachada del Banco Popular. Eso supone respetar sus elementos originales, los que le dan su carácter, lo que incluye los pavimentos (arreglando losas rotas y desgastadas), no cambiarlos por otros grises con los que se han uniformizado muchos espacios de la ciudad. También hay alusiones al banco corrido del lado del Banco de España y a las balaustradas en forja, que se pide respetar.

Noticias relacionadas

El Ayuntamiento va a reformar la Plaza de Los Bandos ¿qué haría usted?