Recuerdos del teatro-cine Coliseum

El Museo del Comercio de Salamanca ha editado un nuevo número de su colección dedicada a antiguas empresas de la capital y provincia, que en esta ocasión está dedicado de manera monográfica al teatro-cine Coliseum.

Este lugar está "presente aún en el imaginario colectivo al haber dado nombre, popular, a uno de los pasajes de entrada y salida a la Plaza Mayor".

 

El teatro-cine Coliseum abrió sus puertas al público por vez primera en 1933 y durante casi seis décadas "mantuvo una programación de altura nacional".

 

Por su escena, "pasó lo más florido de la canción y del teatro hispanos y en su cartelera figuraron algunos de los más importantes estrenos cinematográficos de cada año".

 

Esta nueva entrega de la serie sobre 'Historia del Comercio y la Industria de Salamanca' que publica el museo está escrita por Tomás Rivas, quien vivió la historia del teatro desde niño, porque su padre estuvo profesionalmente ligado al Coliseum, desde casi su inauguración hasta su cierre definitivo.

 

Tomás Rivas ha conservado durante décadas muchos documentos gráficos y textuales que ilustran esa historia, lo que, junto a su memoria, son los pilares en los que se asienta este texto.

 

De este cuadernillo, el Museo del Comercio de Salamanca ha editado 750 ejemplares, que se venderán en las dependencias del centro expositivo y en algunas librerías de la ciudad al precio simbólico de un euro.