Real Madrid y Milán destapan el tarro de las esencias del pasado por causas solidarias

GRANDES NOMBRES. Desde Zidane a Santillana, pasando por Butragueño o Figo, por los locales o Weah, Cafú, Maldini o Costacurta, por parte italiana
EFE/MADRID

La puesta en escena del Corazón Classic Match 2010, una iniciativa benéfica para ampliar la lucha contra la muerte súbita en el mundo del deporte, supuso el reencuentro del Real Madrid y el Milán en el estadio Santiago Bernabéu y la vuelta a la memoria del fútbol de antaño, de momentos del pasado sobre un terreno de juego.

La grada acompañó a estimular el acto. Casi lleno para contemplar a las viejas glorias. Padres de familia con los nombres ilustres aún frescos. Que por unos momentos retornaron a esos instantes de antaño. Y los más jóvenes, para contemplar en directo apellidos sonoros, fragmentos de la historia de la que han oído hablar pero que no vieron.

Hombres como Carlos Santillana, seguramente el más lejano, volvió a vestirse de corto. Poco tiene que ver el fútbol con el de entonces. Con el de la década de los setenta y ochenta. Desde aquél tiempo hasta ahora cada momento fue representado. Algunos más cuidados que otros. Mantienen el tipo jugadores como Emilio Butragueño, el inglés Steve McManaman, Manolo Sanchís, Emilio Amavisca, Fernando Sanz o Víctor Sánchez. Incluso el portugués Luis Figo o el francés Zinedine Zidane, siempre presto a situaciones como las actuales, que desprendieron genialidad y talento por todas partes.

La añoranza se paseó por el lado contrario. En las filas del Milan. Jugadores que lo fueron todo. El central Franco Baresi, su compañero Alesandro Costacurta, el brasileño Cafu o Paolo Maldini, que mantuvo el tipo durante casi los noventa minutos. Igual que el portugués Rui Costa. El tiempo no ha sido demasiado severos con ellos. Al final 4-3, aunque lo menor fue el resultado.