Raúl Ruiz: "Ser padre me ha hecho madurar más que 10 años en el fútbol"

El carrilero del CD Guijuelo se ha hecho un gran hueco en el corazón de la afición 'verde' hasta el punto de ser uno de los mejores jugadores de su historia y entre los que más partidos ha disputado. 

Raúl Ruiz (Foto: Chema Díez)

Llegó como un niño y se marchará como un hombre; aterrizó en Guijuelo como un extremo que basaba su juego en el uno contra uno sin mayor obligación y se irá del club como uno de los laterales derechos de mayor recorrido de la categoría y con una disciplina táctica y defensiva que ni siquiera alcanzaba a soñar.

 

Raúl Ruiz, alicantino de 28 años, reconoce que el CD Guijuelo es el club en el que ha recuperado su mejor nivel de fútbol después de superar una etapa complicada. Alguien que estuvo a punto de tocar la gloria tras ir convocado con el primer equipo del Real Madrid, vio cómo su sueño se truncaba por su falta de madurez. Ésa que afirma haber logrado desde que conoció a su mujer, con la que hace solo unos meses 'creó' lo más importante de su vida. Y es que, según reconoce, "ser padre me ha hecho madurar más que diez años en el fútbol".

 

Raúl Ruiz ya se ha ganado el apodo de 'IL DUE' en Guijuelo, siendo importante partiendo desde esa posición que nunca imaginaba que iba a ocupar gracias al fútbol que propone este equipo y a Rubén de la Barrera, quien le enseñó gran parte de lo que sabe, aunque en el plano afectivo, Jordi Fabregat ha sido como un 'padre' para él.

 

Pero, como todo en la vida, el ciclo de Raúl Ruiz en el CD Guijuelo está cerca de tocar a su fin porque la familia y los amigos llaman... al contrario que el fútbol, ellos sí son para toda la vida. Cinco años que han cambiado la vida de un jugador al que la Segunda B ya se le queda pequeña. Su sueño es subir un escalón más y disfrutar del fútbol más profesional. ¿Será éste el año del Guijuelo...?

 

(Reportaje gráfico: Chema Díez)

 

¿EL MEJOR RAÚL?: "Sí, creo que he llegado al punto de madurez y estoy en el mejor momento de mi carrera. Antes es verdad que he tenido buenos momentos de fútbol, pero no era el jugador que soy ahora, con otra serie de características".

 

¿QUÉ CAMBIO?: "He mejorado mucho tácticamente, físicamente y defensivamente. Antes no le daba mucha importancia al aspecto físico, me cuidaba, pero no lo suficiente, me costaba mucho recuperar... y defensivamente, desde que me pusieron como lateral he mejorado mucho y cada año soy mejor. Y tácticamente, desde que tuve a Rubén de la Barrera como estrenador, me enseñó muchas cosas. Yo veía que tenía razón y corregí todos esos aspectos".

 

¿'2' PARA SIEMPRE?: "Recuerdo que hace unos años me preguntabas esto y te decía que me sentía extremo, pero ahora me siento mucho más lateral y creo que este tipo de fútbol me viene muy bien porque tenemos mucha posesión de balón. Me beneficia mucho para mis condiciones".

 

SER PADRE: "Llevo diez años como profesional en el fútbol, pero ser padre es algo maravilloso y desde ese momento tengo una perspectiva diferente de lo que es la vida; me ha hecho madurar mucho, incluso más que el propio fútbol, y eso que hace solo unos meses que fui padre. Ahora veo cosas o me fijo en cosas en las que antes no me fijaba. Y está claro, que tu vida personal repercute en la profesional y viceversa. Hay algo que he dicho muchas veces, y es que soy lo que soy gracias a mi familia, pero desde que conocí a mi mujer hace 7 años, fue un cambio radical en mi vida, que luego se vio reflejado en el terreno de juego; eso sí, poco a poco".

 

SUS ERRORES: "Me he equivocado mucho, aunque es verdad que no me arrepiento de nada porque he vivido otras cosas. Sí es cierto que si volviese atrás a lo mejor no las haría igual, pero lo he disfrutado... no me arrepiento de nada. No en vano, sí es cierto que cuando era más joven tuve la oportunidad de jugar en la élite, lo tuve en mi mano, e incluso llegué a ir convocado con el primer equipo del Real Madrid. En ese momento, no te das cuenta de lo que tienes y cuando lo valoras y ves que lo has perdido sí te da rabia, pero a día de hoy soy feliz y sigo disfrutando del fútbol, que es lo que amo desde pequeño".

 

  

 

¿DÓNDE PODRÍA ESTAR...?: "Bueno, muchas veces no lo he pensado, pero cuando hablo con mi familia, mi mujer o mis amigos sí sale el tema de dónde podría haber llegado. Pero cuando veo fútbol o a otros compañeros, no soy de pensarlo, porque los que están ahí es porque se lo merecen y me alegro por ellos".

 

¿LE DEBE EL FÚTBOL ALGO?: "Creo que sí, la verdad... a lo mejor soy un poco iluso, pero tengo la esperanza de jugar en una categoría superior y volver a disfrutar de Segunda División. Lo hice en su momento cuando era muy joven y ahora estoy mucho más preparado y maduro. Pero, nunca se sabe dónde me puede llevar este deporte; trabajo duro día día, hoy lo hago en el Guijuelo".

 

LO QUE EL FÚTBOL LE HA DADO: "Todo; mi padre y mis abuelos siempre me dicen que mi primera palabra fue "echa", porque tengo un hermano mayor al que siempre le decía "echa el balón" y he sido un obseso del fútbol; me encanta verlo, jugarlo... mi mujer me ha dado a mi hija, pero el fútbol me ha hecho llevar un estilo de vida diferente que de otra manera no hubiese vivido".

 

"Para mí, Luque es un pilar fundamental. Somos muy diferentes y a él se lo digo; es la única persona que es tan diferente a mí con la que he tenido una amistad tan fuerte"

 

¿QUÉ TE HA QUITADO?: "Me ha quitado cosas que no son importantes para mí en su momento. Aunque ahora me arrebata la posibilidad de estar con mi madre, que está pasando un momento difícil por una enfermedad, con mis abuelos, que ya son mayores... sé lo que es perder a una abuela porque me tocó vivirlo el año pasado y si puedo estar con todos ellos todos los días, me gustaría, la verdad. Pero, después es tan bonito este deporte y disfruto tanto del fútbol, que todo lo puede... pero sí echo de menos estar con mi familia".

 

¿POR QUÉ EL FÚTBOL?: "Aparte de un componente genético, creo que hay más porque a mi padre siempre le ha gustado mucho el fútbol. Es aficionado al Barcelona y siempre nos ponía la bufanda, con mi abuelo y mi tío, mi hermano... somos muy futboleros y de ahí me viene. Yo los he sobrepasado porque ahora el más futbolero soy yo".

 

VIDA DESPUÉS DEL FÚTBOL: "Me gustaría seguir ligado al fútbol cuando acabe mi carrera. Tengo los niveles 1 y 2 de entrenador, aunque nunca se sabe lo que te deparará la vida. Quiero sacarme el tres y formarme en este deporte porque tengo mucho que aprender".

 

"Ahora, el fútbol me arrebata la posibilidad de estar con mi madre, que está pasando un momento difícil por una enfermedad, con mis abuelos, que ya son mayores..."

 

LOS ESTUDIOS: "Una cosa de la que sí me arrepiento es de no haber aprovechado el tiempo libre que he tenido y tengo en haber sacado alguna carrera importante o haber estudiado algo que me gustaba. Cuando empecé a ganarme la vida como futbolista, me centré solo es eso y es verdad que los futbolistas tenemos tiempo de sobra para hacer más cosas. Me lo planteo en un futuro y me gustaría sacarme una oposición; algo haré".

 

EL LADO OSCURO DEL FÚTBOL: "En este apartado, estoy muy de acuerdo en lo que dijo Luque en la entrevista en este medio, y muchas veces la gente no valora lo ingrata que es esta profesión. Solo se fijan en la élite, pero para estar ahí, hay que sacrificar muchas cosas, hay mucho trabajo detrás... la gente no lo valora, pero los que estamos metidos en este deporte, sabemos lo sacrificado que es y la gente es ingrata a veces. Me toca las narices que se metan con un compañero de profesión que juega en Primera y digan: "Mira el caradura éste con lo que cobra...". A lo mejor cobra eso porque se lo ha ganado. Hay muchas circunstancias como gente que se va muy joven de su casa, que deja a su familia, crecen solos en una residencia, estudian solos, tienen amigos del fútbol y esto cambia mucho; es difícil. También existe gente que en los buenos momentos se intenta aprovechar de ti, pero en los malos desaparece, no coge el teléfono... como si no existieras. Eso es muy dañino para ti como futbolista y persona".

 

AMISTAD CON LUQUE: "Para mí, Luque es un pilar fundamental. Somos muy diferentes y a él se lo digo; es la única persona que es tan diferente a mí con la que he tenido una amistad tan fuerte. Son muchos años juntos y, además, venimos todos los días juntos en el coche. Pero ves en él una persona que te aporta mucho y eso lo valoro".

 

 

¿QUEDA MUCHO RAÚL EN GUIJUELO?: "Bueno, nunca se sabe; he estado aquí muy bien y he sido muy feliz... lo digo siempre y con la mano en el corazón. El CD Guijuelo es el club que profesionalmente más quiero y más cariño tengo. Después, hay otro club como el Hércules que me ha hecho jugador, pero en el Guijuelo he sido muy feliz. No sé qué es lo que deparará el futuro, pero sí es cierto que, siendo sincero, tengo ganas de volver a casa e intentar afianzarme en un sitio allí, porque mi familia lo necesita y la de mi mujer, que es la mía también. Necesitamos estar todos juntos y me gustaría irme cerca de casa. Aunque igual te digo esto y en Navidad renuevo dos años más con el Guijuelo...".

 

LA CONFIANZA DEL GUIJUELO: "Estoy muy agradecido al Guijuelo porque la primera temporada que estuve aquí no fue buena. Me costó mucho adaptarme porque venía de sitios de más entidad como el Albacete, el Castilla, en Suecia... y me vi en un sitio en el que nunca me imaginaba que iba a estar, soy sincero, y no me adapté. Cuando me llamó Jorge para renovar me dio mucha alegría porque me demostraron una confianza que nunca había tenido en el fútbol y le estoy muy agradecido. Y en el club saben que este año he tenido cosas para salir, pero he tenido dudas para irme que mejoraban mucho lo que tengo; cosas que eran buenas para mi familia, pero me quedé sin poner una mala cara y trabajando a tope. Una vez que decidí quedarme por agradecimiento, por Ángel y porque me salió del corazón, trabajo al máximo para darlo todo por este club y no me arrepiento de seguir aquí".

 

SEGUNDA B... ¿PEQUEÑA?: "No, no lo creo. En Guijuelo, los jugadores que estamos es por circunstancias y no solo este año, en los anteriores también. Aquí he jugado con futbolistas que en clubes más importantes no me los he encontrado y no creo que el Guijuelo sea algo pequeño. Se ha ganado el ser un club importante en Segunda B y hay que estar orgullosos de él y cuando alguien me pregunta siempre se lo digo. Es un buen sitio para esta categoría. Es raro estar tantos años en un club y dice mucho de que las cosas las hace bien... Luque tiene potencial para estar más arriba, Ayala, Jonathan mira donde ha jugado, todos lo tienen. Cuando un club logra retener a gente de este nivel, es porque las cosas se están haciendo bien".

 

EL OBJETIVO DEL GUIJUELO: "Tenemos potencial y equipo para luchar como mínimo por la Copa del Rey, lo creo, pero sinceramente, la competición es muy difícil y no nos podemos poner más objetivo que el siguiente partido. Y lo digo porque lo creo de verdad, que es lo que nos va a dar los puntos, y así al siguiente partido. Por plantilla, cuerpo técnico y por cómo se hacen las cosas, podemos aspirar a Copa del Rey o algo más".

 

RAÚL RUIZ, EN CORTO

 

UN COMPAÑERO: "José Zamora".

 

UN EQUIPO: "El CD Guijuelo".

 

UN JUGADOR: "Leo Messi".

 

UN DESEO COMO FUTBOLISTA: "Volver a disfrutar del fútbol profesional".

 

UN DESEO COMO PERSONA: "Salud para toda mi familia".

 

UN ENTRENADOR: "Por el cariño que le tengo, Jordi Fabregat".

 

UN CAMBIO EN EL FÚTBOL: "Que no hubiese tanta desigualdad entre categorías".

 

LA FAMILIA: "Lo es todo".

 

LOS AMIGOS: "Una parte importante de mi vida".

 

SER PADRE: "Lo más importante y bonito que he hecho en mi vida".

 

RAÚL, DENTRO DE 10 AÑOS: "No creo que llegue a los 38 años jugando al fútbol, pero me gustaría estar en mi casa disfrutando de mi gente y del fútbol, no sé si jugando o de otra manera".

 

¿IL DUE?: "Si me das a elegir un número cogería el '7, pero por posición el '2', nos quedamos en lateral ya".

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: