Raúl Crespo: "Intento que los niños me vean no solo como un jugador de baloncesto, sino como una buena persona"

Raul Crespo (Foto: M. Pedrosa)

Raúl Crespo es el único jugador salmantino del equipo Aquimisa Carbajosa, que este año se enfrentará a su segunda temporada consecutiva en Liga EBA, tras conseguir el ascenso hace dos. 

Referente del equipo y abanderado de la ciudad, Raúl Crespo afronta una nueva temporada con la misma ilusión con la que llegó al club, dispuesto a darlo todo por su equipo.

 

Cuando llegó a Carbajosa, lo hizo con ganas de divertirse jugando al baloncesto con sus amigos dentro de la ciudad. Ahora es el único charro. Ahora no tengo amigos (risas). He apostado por estar aquí, me gusta el baloncesto y quería probar, la Liga EBA es algo muy atractivo y pudiendo compatibilizarlo, ¿por qué no? Ahora no estamos los que empezamos, pero aunque no sean mis amigos de Salamanca, he conocido a gente nueva de fuera con la que me llevo muy bien. Cambias un poquito el 'chip', sigues jugando con tus amigos pero haces una vida más centrada en el baloncesto. Me encantaría que hubiera más salmantinos, sé que el club lo ha intentado, pero por las razones que sean no ha podido ser.

 

¿Cómo se plantea el año? Bastante bien. Nos faltan dos jugadores por venir, pero la intención es luchar por los puestos de playoff de ascenso. No es fácil, pero el objetivo es estar arriba, entre los mejores.

 

 

Además, está la experiencia del año pasado... Sí y eso ayuda mucho. Además, seguimos seis del año pasado que nos llevamos muy bien, lo que hace las cosas mucho más fáciles. He decir también que los nuevos, tanto dentro como fuera de la pista, se están adaptando muy bien.

 

Si se consiguiera alcanzar ese paso más arriba… Sería increíble.

 

Con derbi incluido además. Ojalá, nosotros tenemos una ilusión tremenda. Es algo muy difícil y complicado, pero es un sueño. Además, para Salamanca… sería algo impensable hace unos meses. Hace muy poco tiempo solamente teníamos un equipo en EBA y ahora tenemos uno en LEB Plata también. Ojalá que dentro de poco haya dos, o incluso que haya uno en LEB Oro y otro en Plata.

 

Raúl llevará este año su segundo apellido a la espalda, 'Moreno', como guiño a su madre

 

Parece que el baloncesto masculino profesional comienza a tener más relevancia en la ciudad. Sí. A la gente a la que le gusta el baloncesto va a disfrutar con el Tormes a ese nivel. Nosotros nos alegramos muchísimo y es un paso adelante para la ciudad. No creo que nos pisemos. Es enriquecimiento para la ciudad, se va a poder ver baloncesto de nivel tanto los viernes, como los sábados con Avenida, el mejor equipo de España y uno de los mejores de Europa, como los domingos en Carbajosa.

Desde Carbajosa y yo como capitán he de decir que no tenemos ningún problema con que el Tormes haya ascendido y, de hecho, nos alegramos muchísimo por ellos. Nosotros vamos a ir a verles, a disfrutar y queremos que les vaya bien. Es normal que cuando se está en la misma categoría haya esos roces, pero es un pique sano y deportivo porque cada uno mira por lo suyo.  Ahora al estar en diferente categoría no tiene porqué pasar nada.

 

El baloncesto en Carbajosa crece también. Sí, este año el club ha sacado por primera vez equipos en la categoría autonómica y es un gran avance. En Carbajosa hay gente y hay que tirar de ella y aprovecharlo al máximo, hay que darles la oportunidad.

 

Y contigo como capitán. Sí, soy un poco el nexo de unión entre la plantilla y el cuerpo técnico, siempre que haya algún problema y que pueda ayudar a mis compañeros soy el primero que les ayudará y lo trasladaré al cuerpo técnico como propuesta de mejora. Trato de dar esa confianza no solo de compañero de equipo, sino de amigo.

 

Transmitir una ilusión. Tenemos que hacer que los nuevos también sientan el club como suyo y que se integren tanto en el equipo como en la ciudad. Siempre intentamos crear equipo fuera de la pista también.

 

El pueblo se vuelca con su equipo de baloncesto. El año pasado estuvimos muy contentos porque hubo muy buena respuesta de la gente, nos venían a ver y hubo partidos en los que estaba prácticamente lleno. Incluso llegaron a viajar para los partidos de fuera, fue una sorpresa y también un 'subidón'. Yo creo que cada vez estamos más dentro del pueblo, somos un club muy familiar porque cada vez hay más niños. Esperemos que este año venga todavía más gente porque un pabellón lleno hace que la victoria esté más cerca.

 

Además, está la responsabilidad de ser el ejemplo y la imagen de toda esa cantera. Bueno… al ser de Salamanca parece que te ven más cercano y te conocen más. Al final entrenas a gente del club y eso hace mucho. Siempre intento que me vean no solo como un jugador de baloncesto, sino como buena persona. Trato de inculcarles valores positivos del deporte y la verdad es que gusta mucho que los niños te griten y se sepan tu nombre. Te sacan siempre una sonrisa.

 

 

En relación al entrenador, Ángel Codón, continuará en el equipo. Así es, estamos muy contentos con él. Entró con muy buen pie el año pasado y esperemos que este año, ahora que nos conocemos más, sea todo más fácil.

 

¿Qué os transmite? Nos pide mucha defensa y en ataque da mucha libertad, un juego libre y un juego rápido. Un baloncesto de transiciones y alegre. Lo que no se negocia con él es la defensa, ya puedes ser el mejor tirando, que si no defiendes no vas a jugar. Nos mete mucha caña  y es exigente. Pide que lo demos todo, que aunque el entrenamiento dure una o dos horas, el tiempo que estemos sea al 100%.

 

Hay que llenar el pabellón otra vez. Sí. Invito a la gente que no ha venido nunca a que venga porque le va a gustar y no se va a arrepentir. La gente que vino el año pasado se quedó y nosotros vamos a hacer todo lo posible para que ellos disfruten. Por nosotros no va a quedar.

 

El baloncesto masculino en Salamanca enseña sus cartas y, Carbajosa tiene una buena baza. Se merecen y nos merecemos ganar esta partida.