Rastreadores en Castilla y León: cuántos hay y cuál es su capacidad para detectar nuevos brotes
Cyl dots mini

Rastreadores en Castilla y León: cuántos hay y cuál es su capacidad para detectar nuevos brotes

Castilla y León se enfrenta a los brotes del futuro con una cifra en línea con lo recomendado, pero solo detectan 3 contactos de media, una de las cifras más bajas del país, justo cuando el incremento de casos empieza repuntar.

Castilla y León está haciendo frente con un equipo de rastreadores a los brotes actuales y, lo más importante, a los que se esperan de aquí en adelante. Un grupo formado por entre 300 y 500 profesionales que se dedican a rastrear los nuevos casos que se han empezado a incrementar al ritmo de hace un par de meses y sobre el que surge una duda: ¿son suficientes para detectar todos los contactos de los nuevos enfermos y evitar una transmisión comunitaria?

 

Por ahora, hay que decir que sí. La comunidad ha sufrido varios brotes y aparentemente los ha controlado todos. Buena parte de sus provincias están en la escueta lista de las provincias españolas que no han sufrido brotes. Por ahora, se ha tratado de brotes pequeños que se han detectado pronto y que han resultado con un número limitado de casos totales. Pero hay que seguir haciéndoles frente, tanto a los locales como a los posibles casos importados.

 

Según los últimos datos del Instituto Carlos III, los rastreadores de Castilla y León detectan entre 1 y 6 contactos por cada caso nuevo en los brotes que se detectan, para una mediana de tres contactos por nuevo positivo. Es una cifra de las más bajas de España. ¿Baja eficacia del rastreo? Es una posibilidad, como también lo es el hecho de ser brotes pequeños y que se controlan pronto, y que dan lugar a pocos contactos. El elevado respeto al uso de mascarillas en la comunidad inclina a pensar esto último.

 

En todo caso, el númreo de rastreadores de la Comunidad está en el límite con lo recomendable. Según datos del Ministerio de Sanidad desvelados por El País, Castilla y León tiene 312 rastreadores, uno por cada 7.718 pacientes. No obstante, según los documentos de desescalada entregados por la Junta al Ministerio en su día la cifra es de 500; la diferencia son los 200 extra que la Junta anunció que iba a contratar. Con esos 500 estaría en un rastreador por cada 4.800 habitantes, mejor de lo que se estima necesario, que ronda el vigilante por 5.500 habitantes.