Raquel Romo tras conseguir el bronce en el Europeo, “teníamos otra oportunidad, y había que lucharla"

Raquel Romo (foto: P.Avenida)

La selección femenina sub 16, liderada por Lino López, próximo entrenador del Perfumerías Avenida de Salamanca, consiguió el pasado sábado el bronce en el Europeo de la categoría, tras conseguir la victoria ante Turquía por un marcador de 47 a 64.

Dentro del cuerpo técnico nos encontramos con una salmantina, Raquel Romo, conocida por su trabajo dentro del club Perfumerías Avenida,  siendo una de las mejores abanderadas de la ciudad charra.

 

Raquel Romo, quién ha sido la encargada, junto a Fabián Téllez, de ayudar a Lino López en la consecución de un nueva medalla para el deporte femenino español, llegó a ser segunda entrenadora del primer equipo salmantino junto a Víctor Lapeña y hasta la temporada pasada ha formado parte del equipo de entrenadores de la cantera del club azulón.

 

La entrenadora salmantina, recuerda los momentos posteriores al partido de semifinales perdido ante Italia por tan solo dos puntos. “No teníamos tiempo para lamentarnos”, asegura. “Había una medalla en juego, no era solo por el hecho de ser un premio al Europeo, sino a todo el trabajo que han hecho las chicas, ya que hasta ese partido todo había ido rodado”.

 

Cuando pierdes un partido en semifinales por la mínima, asegura Raquel “no tienes tiempo para analizar los fallos del propio partido, lo que implica perder esa semifinal, pero sí pensar en que teníamos otra oportunidad de acabar con buenas sensaciones y había que lucharla. Todo el tiempo y trabajo que habíamos dedicado para este momento no  podíamos tirarlo por tierra, había que levantarse”.  “No podíamos pensar en lo malas que éramos por haber perdido ese partido, ni que buenas éramos antes, había que pensar en lo siguiente”, recalca Raquel.

 

Dicen que todo esfuerzo, al final tiene su recompensa y el recorrido de las chicas era inmejorable, la medalla tenía que llegar. Caracterizadas por su defensa, las españolas consiguieron un merecido tercer puesto, tras la victoria ante el equipo turco. “La felicidad era enorme en ese momento, sobre todo, por lo duro que han trabajado tanto ellas como todo el cuerpo técnico. Al final, formas un grupo de trabajo tan bueno, que lo merece, no se podían ir a casa con la sensación de no haber conseguido algo importante”.

 

Por otro lado, es de resaltar, que la selección española era la que más mujeres tenía dentro de su cuerpo técnico. Respecto a ello, la entrenadora salmantina, sostiene que “poco a poco se va avanzando, con pasitos pequeños pero, lo importante es que se va andando”. “Al final, no hay que mirar si es mujer o es hombre, sino valorar su trabajo, que esté la persona que merece estar”.

 

Raquel, finalmente agradece el cariño y apoyo recibido desde España y, especialmente, desde su ciudad de Salamanca, ya que asegura  “tenemos la gran suerte de vivir en una ciudad, en la que el baloncesto femenino es reconocido”.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: