Actualizado 08:07 CET Versión escritorio
Salamanca

Ránking: las piscinas más baratas y las más caras de Castilla y León

SERVICIOS

La comunidad es la sexta del país con las tarifas más baratas de piscinas municipales, y cuenta entre ellas con Zamora, que tiene los precios más bajos de toda España.

Publicado el 20.06.2019

Con la llegada del verano (arranca este viernes, 21 de junio) los ayuntamientos de Castilla y León han empezado a abrir las más de mil piscinas municipales que tiene. Se trata de un servicio de los más solicitados en esta época y, además, uno de los planes más baratos que se pueden hacer porque, aunque hay diferencias entre las didferentes capitales, la comunidad es una de las que tiene tarifas más económicas, lejos de los precios más altos. De hecho, Zamora tiene el honor de ser la capital con las piscinas más baratas.

 

En Castilla y León, las entradas de adulto más caras de la temporada son las de las piscinas vallisoletanas, con un precio de 4,40 euros para los adultos no abonados y 2,60 euros para los niños. Le siguen Burgos, con un precio de 4,20 euros para los mayores y 2,1 euros para los pequeños; Soria (3,80 euros adulto y 2,06 euros niños) y Salamanca (3,56 euros). A pesar de estos precios, Castilla y León es la sexta comunidad autónoma más económica para ir a las piscinas municipales de verano, por detrás de Asturias, Canarias, Extremadura, Galicia y la ciudad autónoma de Melilla.

 

En el otro extremo, se encuentran las tarifas de las piscinas de Zamora, que además de ser las más económicas de Castilla y León, son las más baratas del país gracias a su tarifa de 1,32 euros para adultos y de 51 céntimos para niños. Entre las instalaciones más económicas también están Palencia, con un precio de 2,15 euros o 0,85 euros según la edad; León, donde el acceso cuesta 2,20 euros o 1,40 euros y Ávila, con un precio de 3,45 euros para los mayores y 2,35 euros para los niños.

 

Una manera de ahorrar en el caso de que vayamos a acudir a las piscinas varias veces a lo largo del año es adquiriendo el bono de varios accesos. Lo más habitual es encontrar ofertas que dan derecho a ir a las instalaciones entre 10 y 20 veces y permiten ahorrar una media de 97 céntimos por baño, un 24,3% del precio de una entrada normal. En Castilla y León, el ahorro medio utilizando los abonos es de 45 céntimos y el número de accesos varía entre 10 y 20.

 

Las entradas de adulto más caras de la temporada están en Santander. Aquellos que no tengan el abono municipal deberán pagar una entrada de 8 euros por cada día de acceso. Es una cantidad que siguen muy de cerca las instalaciones de Girona, con un precio de 7,5 euros y las de Bilbao, donde el acceso diario cuesta 7 euros.

COMENTARComentarios