Ránking de las cárceles más peligrosas de España
Cyl dots mini

Ránking de las cárceles más peligrosas de España

Estremera

Estremera, la psiquiátrica de Sevilla, Albolote, Mallorca... los centros penitenciarios en los que se producen más agresiones a los funcionarios.

Las cárceles españoles suman actualmente 58.814 reclusos, de los que 16.549 eran extranjeros, lo que supone el 28% de la poblacion reclusa total. A finales de 2017, la plantilla de funcionarios de los penales estaba compuesta por 23.387 trabajadores, 21.429 con plaza y 1.958 laborales, mil menos que en 2011, todo un problema a pesar de la reducción de la población reclusa y que se traduce en agresiones.

 

La relación entre el número de reclusos y el de funcionarios marca las agresiones, aunque también influye el tipo de penal o la presencia de drogas en el interior de las cárceles. Andalucía, al ser la región con mayor red penitenciaria, es también la que concentra más población reclusa: 12.677 presos al acabar 2017. Le sigue Cataluña, con algo más de 8.000 reclusos; la Comunidad de Madrid, con más de 7.500; la Comunidad Valenciana, con unos 6.600 presos; y Castilla y León, con alrededor de 4.000 reclusos. En muchas ocasiones, un único funcionario tiene que supervisar a un máximo de 70 internos que comparten un mismo módulo. Teniendo en cuenta todas estas circunstancias, ¿cuáles son las cárceles más peligrosas para los funcionarios?

 

Según denuncia el PSOE, los funcionarios de prisiones han sufrido en España un total de 665 agresionesen los últimos dos años (2016 y 2017), lo que supone que, de media, fueron víctimas de un ataque diario. El centro penitenciario de Palma lidera el ranking de 2017 de agresiones a funcionarios de prisionescon 20 ataques, dos de ellos graves, empatado con el hospital psiquiátrico penitenciario de Sevilla con otras 20 agresiones. Por detrás, Soto del Real (Madrid V) con 18, la cárcel de Albolote (Granada) con 16 y el psiquiátrico de Alicante con 14. El año pasado hubo varias cárceles que terminaron el año 'a cero' en agresiones.

 

Con los datos de 2016, un año especialmente conflictivo, podemos añadir a la lista Estremera (Madrid VII) con 24 agresiones, Zaragoza-Zuera con 20, de nuevo Soto del Real con 18, Puerto I (Puerto de Santa María) con otras 18 y el psiquiátrico de Sevilla con 15. Ese año todas las cárceles españolas registraron al menos un incidente.

 

 

Más accidentes laborales en las cárceles más peligrosas

 

A estos datos, el diputado socialista Miguel Ángel Heredia añade otros a tener en cuenta, como el hecho de que el número de accidentes laborales de los funcionarios de prisiones se haya incrementado casi un 30%, pasando de 931 registrados en 2011 a los 1.186 que se contabilizaron hasta el 4 de diciembre de 2017.

 

Heredia señala que esos incrementos son especialmente significativos en prisiones las de Balears de, 24 a 85; A Coruña, de 27 a 66; Cádiz, de 50 a 95; Granada, de 26 a 40; Alicante, de 49 a 65; o Badajoz, donde se ha pasado de 7 a 19.

 

 

147 reclusos muertos

 

El año pasado 147 reclusos fallecieron en las cárceles españolas, sólo la mitad por muerte natural; en la mitad de los casos interviene la droga. El año pasado fue la prisión de Morón, en Sevilla, la que registró el mayor índice de fallecimientos: 10, la mayor parte de ellos a consecuencia del consumo de drogas (8). Tras Morón figura la cárcel de Albolote (Granada), con siete muertes, tres de ellas a consecuencia de las drogas.