Rajoy se da un baño de masas por las calles de Salamanca y come en Las Tapas de Gonzalo