Rajoy cesa a Puigdemont y su gobierno, a Pere Soler y disuelve el parlamento catalán

Rajoy sigue el pleno en el Senado sobre el artículo 155

El Gobierno central descabeza el independentismo extinguiendo todas las instituciones en las que se ha apoyado la declaración ilegal. Convoca elecciones para el día 21 de diciembre.

Cese del presidente Carles Puigdemont y el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, y de todo su gobierno. Esta es la medida taxativa que ha tomado el Gobierno español horas después de que el gobierno catalán. Además, ha anunciado la extinción de las embajadas catalanas y del Diplocat, cese de las delegaciones catalanas en Madrid y Bruselas, cese del Mayor de los Mossos d'Esquadra, Pere Soler, así como del secretario general de la Consejería de Interior y de diversas instituciones con lo que desmonta las estructuras que han facilitado la declaración ilegal de independencia, empezando por la cámara catalana, que ha quedado disuelta para "volver a la normalidad", ha dicho Mariano Rajoy que, por último, ha convocado elecciones autonómicas en Cataluña para el día 21 de diciembre.

 

Rajoy ha justificado este anuncio afirmando que ha decidido "convocar cuanto antes esas elecciones libres, limpias y legales que puedan restaurar la democracia en la comunidad autónoma". En su comparecencia para anunciar las medidas que ha decidido adoptar el Gobierno en virtud del artículo 155 de la Constitución, ha destacado que "no se trata de suspender el autogobierno, de intervenirlo ni de recortarlo, sino sencillamente de devolverlo a la normalidad lo antes posible".

 

Además, se extinguen las oficinas del presidente y vicepresidente y de varios organismos, y se anuncia que todas las funciones de las diferentes consejerías del gobierno catalán las asumirán los ministerios.

 

En una intervención tras el consejo de ministros extraordinario, Rajoy ha calificado la jornada como "triste" por la falta de "respeto a la mayoría" por parte del gobierno catalán y ha anunciado que han empezado a tomar medidas para evitar el "secuestro" de la mayoría de los catalanes y el hurto de la soberanía a la mayoría de los españoles. En cuanto a las medidas de tipo legal, ha anunciado que llevará al Tribunal Constitucional la anulación de las medidas tomadas este viernes en el Parlament, en concreto, la aprobación ilegal de una república catalana independiente.

Noticias relacionadas