Rafa Iglesias cimentará en Logroño, Ávila y la Behobia su asalto al Nacional de San Sebastián

Rafa Iglesias, durante la disputa de la Media Maratón de Coruña (Foto: José Luis García)

El atleta salmantino tratará de lograr un título que ya logró en 2009 el próximo 30 de noviembre. 

No ha sido un año fácil para Rafa Iglesias. El atleta de Adidas tenía un objetivo claro cuando comenzó la temporada tras un mal año de lesiones y problemas físicos, que no era otro que el Campeonato de Europa de Zúrich en el que hoy mismo se disputa la prueba de maratón.

 

Sin embargo, tras una preparación específica para lograr la marca exigida por la Federación Española -2h13-, el salmantino no pudo parar el crono antes de 2h15.58 tras realizar 30 kilómetros impecables en la Maratón Atlántica de A Coruña en la que estuvo ayudado por Antonio Núñez (Bikila) como liebre.   

 

Esta tremenda decepción, sin embargo, no ha hundido al bravo corredor salmantino, que ya tiene un nuevo objetivo en mente: el Nacional de Maratón de San Sebastián, que tendrá lugar el próximo 30 de noviembre. La capital vasca es una ciudad 'talismán' para el salmantino, ya que fue allí donde fue capaz de hacer 2h10.44, su mejor marca personal de todos los tiempos, además de ganar en dos ocasiones la Behobia (2009 y 2010).

 

Para llegar en condiciones de ser competitivo a Donosti, Iglesias tiene por delante un interesante calendario con una carrera por mes. La primera será la media de Logroño el 14 de septiembre en la que coincidirá con Chema Martínez, Vanessa Veiga o el ex ciclista profesional, Joseba Beloki. La segunda prueba a la que se enfrentará Rafa será la media de Ávila el 5 de octubre, que celebrará su segunda edición. Y por fin, el 9 de noviembre, Rafa Iglesias volverá a un circuito que le hizo grande: la Behobia-San Sebastián, una carrera no homologada, pues recorre 20 kilómetros, pero que sin duda es una de las más especiales del panorama atlético nacional. Cumple, además, este año su edición número 50 en la que recupera su trazado inicial, el de 1919, que seguía el trazado de la carretera N-I.

 

Finalmente, el 30 de noviembre, el salmantino volverá a San Sebastián para disputar el maratón que pondrá en juego el título de campeón de España. Un camino muy duro, sin duda, pero con una recompensa final más que especial.