¿Quién cuida a nuestros hijos?

"Ser educador infantil es una de las profesiones más complicadas, de mayor responsabilidad y bonita que se puede ejercer", apuntan los propios profesionales.

"Desde que a primera hora de la mañana (08.30 horas) comienza la rutina laboral de un educador en una escuela infantil hasta que cierran las puertas de este 'pequeño hogar', temporal para muchos niños, su día a día consiste en esperar a los niños que llegan acompañados de sus padres, abuelos... planificar y llevar a cabo actividades que favorezcan el desarrollo de cada uno de ellos, renovándose constantemente y adaptándose a las nuevas metodologías.

 

Se preocupa por dar respuesta a las necesidades básicas y emocionales de los niños, escuchándoles interesada y acompañándoles con la mirada, la sonrisa y el corazón, aderezado todo con gran dedicación, entrega, paciencia y esfuerzo ofreciendo una imagen que va más allá de enseñar a pintar, colorear y cuidar a todos y cada uno de ellos mientras sus padres trabajan.

 

Las educadoras no sólo pretenden que en la escuela se aprenda, sino que se viva".

 

Escuela Guillermo de Arce (Salamanca)

 

(Autoras: Nerea, Sheyla, Fátima, María (Alumnas de Educación Infantil del IES Fernando de Rojas).