Que sí, que sí... que aquí podemos estar al plato y a las tajadas