Qué hacer si tienes perro para evitar que entre en contacto con la oruga procesionaria
Tribuna mini Saltar publicidad
Asanz 600x800 file
Cyl dots mini

Qué hacer si tienes perro para evitar que entre en contacto con la oruga procesionaria

Perro.

El Ayuntamiento de Salamanca ha editado un vídeo en el que ofrecen consejos para los propietarios de animales.

El Ayuntamiento de Salamanca, a través de la Oficina de Bienestar Animal que dirige la concejala Ana Suárez y de la Concejalía de Medio Ambiente, al frente de la cual está Miryam Rodríguez, junto con el Colegio Oficial de Veterinarios de Salamanca, ha elaborado un vídeo para prevenir a los propietarios de perros sobre cómo deben extremar las precauciones para evitar que los canes entren en contacto con la oruga procesionaria, lo que puede provocar graves daños al animal.

 

En el vídeo se explica qué hacer en caso de que un perro entre en contacto con las orugas, así como los mecanismos para avisar de los lugares donde pueda haber bolsones con estos insectos, que hayan sobrevivido al tratamiento preventivo. Este proceso fitosanitario se llevó a cabo durante los meses de octubre y noviembre, con tratamientos mediante endoterapias sobre los ejemplares de coníferas, especialmente pinos, que consisten en inyecciones en los troncos con una sustancia fitosanitaria. Este tratamiento, inocuo para el árbol, se complementa con trampas físicas de captura contra la procesionaria colocadas alrededor de los troncos que impiden la bajada de las orugas quedando atrapadas en las bolsas que conforman la trampa.

 

Desde el Colegio Oficial de Veterinarios informan sobre el modo en que las orugas provocan las infecciones de los perros, a través del contacto, mediante los pelos urticantes que poseen los insectos. Por ello, hay que delimitar la zona de contacto y lavarla con suero abundante o agua templada, pero nunca frotando el área porque podría romperse ese pelo y provocar aún más daño. Después del lavado es imprescindible acudir al veterinario, que determinará qué hacer. Las consecuencias del contacto con una oruga procesionaria pueden ser graves para el animal, por ese motivo es necesario actuar con rapidez.

 

La concejala responsable de la Oficina de Bienestar Animal, Ana Suárez, destaca la importancia de que los ciudadanos se pongan en contacto con el Ayuntamiento en caso de que detecten la presencia de orugas procesionarias. Para ello, pueden hacerlo a través del teléfono 010 o a través de la aplicación Salamanca Avisa -disponible en Android e iOS- para que los servicios de Parques y Jardines puedan retirarlas.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: