Pyfano inaugura una sala en el hospital para hacer más llevadera la estancia de los niños con cáncer

Pyfano

La zona lúdica infantil permite que los menores que puedan acudir, según recomendación del facultativo, disfruten de un espacio adaptado que se acompaña de un baúl 'mágico' con miles de sorpresas.

La humanización de hospitales y con ella el acondicionamiento y mejora de la estancia hospitalaria, tanto durante los periodos de ingreso de larga duración, como en tratamiento ambulatorio, han sido y serán uno de los objetivos y preocupaciones de Pyfano, la Asociación de Padres, familiares y amigos de Niños Oncológicos de Castilla y León; una asociación sin ánimo de lucro de carácter regional que nace en 2003 con el objetivo de mejorar la calidad de vida de niños y adolescentes con cáncer y sus familias.

 

Desde ese año, Pyfano comenzó su andadura hacia dicha humanización en el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca. Primero acondicionando las habitaciones con televisiones gratuitas, neveras, sillones, básculas… Después continuó mejorando la estancia de la UCI pediátrica con la aportación de televisores y equipos informáticos.

 

El siguiente paso fue en la Unidad de Trasplantes de médula ósea, seguida del Hospital de Día Pediátrico, donde proporcionamos humanización en los periodos de espera de tratamientos ambulatorios; sin olvidarnos de cubrir las necesidades propias del personal sanitario, que entendemos, repercuten de forma directa en la calidad de las atenciones proporcionadas.

 

Y ahora le ha tocado el turno a la 'La Sala de Pyfano' donde se ha creado un espacio lúdico y de respiro para que tanto niños como sus padres y madres, junto al equipo de Pyfano, puedan hacer más llevadera su estancia. Dadas las condiciones sanitarias de higiene y aislamiento que debemos cumplir es muy complicado realizar una visita de “puertas abiertas”, por lo que os proponemos una visita virtual mediante la galería de fotos que podéis observar. Dónde estáis visualizando un espacio basado en los principios de armonía, cromoterapia ambiental y equilibrio.

 

La salita se divide en diferentes espacios que conectan entre sí, marcados por una zona de confort, zona lúdica infantil y zona de trabajo. Tanto los sillones como los armarios están inspirados en el feng-shui, con el objetivo de reconducir las emociones y fomentar la desconexión y el bienestar. Las mesas circulares y de diferentes tamaños actúan como facilitadores de la comunicación y eliminación de barreras interpersonales. Las plantas, adaptadas a la situación sanitaria e higiene requeridas, ayudan a transmitir sensaciones de calma y tranquilidad.

 

Contamos con un rincón dentro de la zona de confort repleto de información y recursos didácticos y terapéuticos destinados al afrontamiento de la enfermedad. La sala está dotada de wifi, que se extiende como servicio gratuito también a las habitaciones. En la zona de confort nos encontramos también con un espacio de office que dará soporte al servicio de respiro proporcionado por la psicóloga de Pyfano que ayudará a mitigar los periodos de angustia y las secuelas derivadas de los mismos. El espacio de almacenaje oculto permite dar cobertura a las actividades de manualidades, relajación, musicoterapia, acompañamiento… llevadas a pie de cama con los menores con cáncer hospitalizados. La zona lúdica infantil permite que los menores que puedan acudir, según recomendación del facultativo, disfruten de un espacio adaptado que se acompaña de un baúl “mágico” con miles de sorpresas.

 

La zona de trabajo ofrece un espacio indicado tanto para la coordinación del voluntariado, como para actividades con adolescentes o para desarrollo de las funciones propias de los profesionales de Pyfano, como es el asesoramiento y orientación en la mejora en la calidad de vida. Finalizando la visita de la sala de Pyfano nos encontraremos el ala de hospitalización de onco-hematología pediátrica contigua, donde Pyfano también ha dejado su sello convirtiendo un simple pasillo del hospital en un espacio lleno de color, ilusión y magia.

 

Pyfano ha realizado una inversión de acondicionamiento de más de 4.000 euros, pero esto no hubiese sido posible sin el apoyo inestimable de los profesionales sanitarios que nos acompañan cada día y que sacan su lado más humano.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: