Puntos negros, tramos de riesgo, nacionales en 'rojo': lista de las carreteras más peligrosas de Salamanca

La rotonda de la SA20 junto a un supermercado, la carretera de Ledesma o el último tramo sin convertir en autovía entre Ciudad Rodrigo y Portugal, lugares recurrentes en el mapa de riesgo en carretera.

El trágico accidente mortal de hace unos días en Galisancho ha sumado un nuevo lugar a la lista de los puntos negros de las carreteras salmantinas. Durante años, esta calificación sirvió para definir aquellos tramos en los que se producían más accidentes, aunque con el tiempo la DGT ha dejado de usar esa terminología. Sin embargo, los lugares recogidos en el último listado de puntos negros siguen vigentes como puntos de enorme peligrosidad, y se les suman los tramos de concentración de accidentes, los especialmente vigilados por la DGT y aquellas vías calificadas por un estudio europeo como las de mayor riesgo.

 

Viendo todas las clasificaciones, hay lugares que aparecen de manera recurrente. Se trata del tramo de la SA-20 en la famosa rotonda de E.Leclerc, en la que se ha decidido modificar el trazado para acabar de una vez por todas con su siniestralidad: es punto negro y tramo de concentración de accidentes. Ocurre lo mismo con el último tramo sin convertir en autovía de la N-620, que está calificado como de concentración de accidentes y es el lugar con más riesgo según el estudio EuroRAP. O la SA-300, la carretera de Ledesma, con un tramo de concentración de accidentes a la salida de Salamanca y varios tramos más especialmente vigilados por radar. Estas son las carreteras más peligrosas de Salamanca según todas las clasificaciones.

 

Puntos negros

La DGT dejó de usar este término, y el último listado data de 2014. Sin embargo, la peligrosidad de los tramos calificados como puntos negros en Salamanca sigue vigente: son cuatro y se mantienen como escenarios habituales de accidentes. Son los siguientes:

SA20 (pk 91,6). Es la famosa rotonda de E.Leclerc, el lugar con más accidentes de toda la provincia. En 2014, último año de actualización de la lista, fue escenario de siete accidentes con nueve heridos. A lo largo de los años ha sumado un centenar de accidentes y más de 150 víctimas. Se está estudiando un cambio de trazado.

A-62 (pk 244). La conocida rotonda de Buenos Aires sigue acumulando accidentes: fue calificado como punto negro durante años. También es el lugar donde más conductores son multados por los radares de velocidad.

N-620 (pk 230). En 2014 registró tres accidentes, con diez víctimas y un muerto. Es el último tramo sin convertir en autovía entre Ciudad Rodrigo y la frontera portuguesa.

N-630 (pk 337,8). En 2014, último de actualización de los puntos negros, acumuló cuatro accidentes con cuatro heridos.

 

 

Tramos de concentración de accidentes

Es la terminología que usa la DGT desde 2014. Para que un tramo entre en la lista, debe tener al menos tres kilómetros de longitud y concentran un número de accidentes considerablemente superior al de otros tramos de similares características. La lista se ha actualizado este año con la inclusión de nuevos tramos una vez analizados los siniestros de los años 2014 a 2018. En el caso de Salamanca son dos:

SA-20 (pk 91). De nuevo, la rotonda de E.Leclerc, que a lo largo de los años se ha confirmado como el lugar más peligroso de la red de carreteras de la provincia. Fue evaluado para intentar sacarlo de la lista, pero ahí sigue: entre 2013 y 2016 se redujo un 22% en número de accidentes pero solo en este tramo de 500 metros hay casi una decena de siniestros al año.

SA-300. Es la carretera que une Salamanca y Ledesma, pero la concentración de accidentes se produce a la altura de las rotondas de acceso a la A-62, que tienen mucho tráfico local para acceder a Villamayor y a las autovías.

 

 

Tramos de alto riesgo

Un estudio europeo, EuroRAP, analiza cada año el riesgo potencial de todas las carreteras de España y las clasifica en colores: de los tramos de riesto alto o muy alto a los de nivel leve. En el caso de Salamanca, el tramo donde tenemos más posibilidades de tener un accidente son los 29,5 kilómetros entre la circunvalación de Ciudad Rodrigo y la frontera con Portugal, el único tramo de la N-620 que falta por convertirse en A-62. Está marcada en rojo.

 

Además, la provincia de Salamanca suma otros tramos de riesgo alto o moderado, repartidos entre la N-620 y la N-501, que elevan hasta el 22% los kilómetros de su red viaria estatal en los que circular es peligroso. 

 

 

Tramos vigilados con radar

La DGT publica la lista de todos los radares repartidos por la provincia: 38 entre fijos y móviles, que se pueden consultar AQUÍ. Además, Tráfico está buscando ubicación para uno nuevo. A ellos hay que sumar los Veloláser, que cada vez se dejan ver más en las cercanías de la capital y en las carreteras de la provincia.

 

A principios de año se reforzó la señalización en aquellos que se habían revelado como los más peligrosos por el número de accidentes y el volumen de tráfico. Son los siguientes:

C-517 entre Salamanca y Lumbrales

CL-510 Salamanca-Alba de Tormes-Piedrahíta

C-526 Ciudad Rodrigo-Cáceres

SA-300 Salamanca-Ledesma

SA-804 ctra. de Cantalpino

SA-810 Encinas de Abajo-Cantalapiedra

N-620 hasta la frontera con Portugal.

Noticias relacionadas