Pulso interno en Ciudadanos por el patinazo de la denuncia sobre la guardería de Villares de la Reina
Cyl dots mini

Pulso interno en Ciudadanos por el patinazo de la denuncia sobre la guardería de Villares de la Reina

Ana Suárez y Fernando Castaño, concejales de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Salamanca.

La concejala Ana Suárez asegura que se han pedido explicaciones por la denuncia que el secretario de organización hizo sobre la adjudicación del contrato de la guardería de Villares que en realidad había quedado desierto. La cúpula 'naranja' llevó el asunto a Fiscalía cuando los concejales de C's en el municipio habían votado a favor.

Nuevas tensiones en el seno de Ciudadanos en Salamanca, que no termina de encontrar la paz. Esta vez el pulso interno llega por una de las más recientes y polémicas decisiones de la cúpula 'naranja', una denuncia ante Fiscalía por un supuesto fraude en la adjudicación de la gestión de la guardería municipal de Villares de la Reina. El caso tenía una intencionalidad política clara porque relaccionaba a la supuesta adjudicataria, el grupo Mis Pollitos, investigada en la 'operación Lezo', con el alcalde de Villares, suegro de Alfonso Fernández Mañueco.

 

Desde la cúpula de C's consideraron que eran elementos suficientes para una denuncia que, en realidad, estaba 'cogida con alfileres'. De hecho, no había caso: la supuesta adjudicación no era tal porque había quedado desierta. El Ayuntamiento de Villares decidió retirar la licitación y lo hizo con los votos a favor de los concejales de C's para anular la contratación de la guardería en este consistorio, que no fueron consultados. La denuncia ante Fiscalía, que se presentó días después, fue un patinazo que puede tener consecuencias imprevisibles, pero de momento ya genera ruido interno.

 

Así se desprende de las declaraciones públicas este martes de la concejala de C's en el Ayuntamiento de Salamanca, Ana Suárez, que ha asegurado que "C's no instrumentaliza la justicia nunca". Al recordarle el citado caso de Villares, ha desvelado que ya se han pedido explicaciones internas sobre lo ocurrido y que se hará público lo que ocurra cuando pase por todos los trámites orgánicos. Esto apunta directamente al secretario de organización de Ciudadanos en Salamanca, Alejandro González Bueno, encargado de 'poner cara' a la denuncia fallida ante Fiscalía.

 

Este movimiento estuvo inspirado, según fuentes consultadas por TRIBUNA, por los miembros de la cúpula regional con intereses en Salamanca, Luis Fuentes y Pablo Yáñez, que vieron en este caso una oportunidad para hacer daño a un rival político directo como Fernández Mañueco, pero que han patinado con una denuncia sin base alguna. Esto ha generado, como ha podido saber este medio, un profundo malestar interno en C's por lo que muchos cargos entienden que ha sido un error por dar prioridad a intereses políticos.

 

"Los concejales de C's en esta provincia se merecen que no haya sombra de duda sobre su trabajo", ha dicho Ana Suárez, visiblemente enfadada con este asunto, porque ha defendido que cargos como ella entraron en C's pensando que tenía otro enfoque y que los afiliados merecen también saber que el partido es "limpio" en cuestiones como esta. Y ha sido todavía más contundente al rematar que "si alguien ha hecho algo mal, esa persona se irá fuera". El concejal Fernando Castaño ha mediado para rebajar la tensión y ha asegurado que tiene "plena confianza" en las decisiones de sus compañeros.