Pulmones, corazón, riñones: esto es lo que le hace la Covid-19 a nuestros órganos vitales
Cyl dots mini

Pulmones, corazón, riñones: esto es lo que le hace la Covid-19 a nuestros órganos vitales

Sanitario atiende a un paciente

¿Qué provoca exactamente el coronavirus a nuestro cuerpo? ¿Cómo lo infecta? Estas son algunas de las lesiones que causa en los enfermos.

Los síntomas que causa la Covid-19, la enfermedad causada por el coronavirus de Wuhan, son concoidos: sensación de fatiga ("palizón"), fiebre y tos seca son los más extendidos, aunque no los únicos, pero también algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolor de garganta y diarrea, según han comprobado la OMS y las diferentes autoridades sanitarias. Síntomas que no son sino el reflejo de lo que le hace el coronavirus a nuestro cuerpo.

 

Pero, ¿cómo infecta nuestro cuerpo? ¿Qué le hace exactamente a nuestro cuerpo el virus? En marzo la prestigiosa revista 'The Lancet' publicó un estudio sobre la infección y sus efectos en los principales órganos vitales. El coronavirus es una infección respiratoria y, por ese motivo, empieza por la garganta. Cuando el virus entra en nuestro cuerpo se sujeta a las células de la mucosa del fondo de la nariz y la garganta.

 

Gracias a sus proteínas en forma de lanza que sobresalen de la superficie, el coronavirus puede penetrar la membrana de estas células. Una vez dentro de la célula, al igual que los otros virus, comienza a darle la orden de producir más virus

 

El virus se dirige después hacia las vías respiratorias camino de los pulmones y allí produce una inflamación en las mucosas de estos conductos. "Esto causa irritación y por ello empezamos a toser", dicen los investigadores. Mientras esto ocurre, el cuerpo se defiende con una inflamación y aparece la fiebre. La situación puede empeorar si el virus deja el conducto bronquial y llega a los pulmones, donde causa una neumonía.

 

El estudio publicado por 'The Lancet' también sugiere que el covid-19 no solo es capaz de provocar neumonía, también podría causar daños en otros órganos como el corazón, el hígado y los riñones, así como en sistemas corporales como el de la sangre o el sistema inmunitario. En el corazón puede causar un infarto de miorcardio por la inflamación de los tejidos de los pulmones en la neumonía; o dañarlo por el mayor ritmo de bombeo al no funcionar bien los pulmones.

 

El riñón se puede ver afectado del mismo modo que los pulmones con daños en el órgano e inflamación de su sistema de filtrado, provocando insuficiencia renal. Al ser una enfermedad sistémica (que afecta a todo el cuerpo), si por ejemplo empieza a fallar el corazón, el riñón no recibe el riego sanguíneo adecuado y es entonces cuando se daña. También le puede afectar la medicación utilizada para tratar la enfermedad.

 

La falta de oxígeno o los medicamentos utilizados para el tratamiento pueden causar lesiones en el hígado. Y puede llegar incluso hasta el recto, por eso algunos pacientes infectados han sufrido diarrea y dolores abdominales, no vinculados a una infección respiratoria.