Puente Romano: vertedero y urinario municipal en el Lunes de Aguas

El Puente Romano, un vertedero municipal el Lunes de Aguas (Foto: T. Navarro)

Borracheras profundas, broncas y suciedad en una fiesta tradicional para todos los salmantinos.

El multitudinario 'torbellino' festivo el del Lunes de Aguas que ha dejado tras su huracanado paso por zonas tan emblemáticas de la capital charra, como el Puente Romano, un sinfín de estampas urbanas para todos los gustos, generadas por la ingesta de alcohol y por la suciedad acumulada por el reguero de botellas, vasos, platos y vómitos e incluso por su desagradable uso como improvisado urinario.

 

A pesar de que el Ayuntamiento ha habilitado un servicio de limpieza, reforzándose el personal y la maquinaria con numerosos vehículos, lo cierto es que la basura se ha acumulado por toneladas en el entorno del río Tormes.

 

 

Tampoco han sido suficientes los trece sanitarios portátiles (diez cerrados con puerta y lavabo y tres abiertos con capacidad para cuatro usuarios cada uno) ya que un gran número de jóvenes han optado por evacuar sus necesidades a plena luz del día.