PSOE: "Hay que poner solución a las aguas residuales de los pueblos de la provincia de Salamanca"

Imagen de la presa del Milagro que abastece de agua a Peñaranda de Bracamonte

Los diputados socialistas hacen especial hincapié en que se complete de manera inmediata la depuración de aguas residuales en la Sierra de Francia y en el Parque Natural Arribes del Duero y su zona de influencia.

El Grupo Socialista en la Diputación de Salamanca ha registrado una moción, para su debate y aprobación en el próximo Pleno de la institución provincial, en la que se insta a la Junta de Castilla y León a poner los medios necesarios para resolver el problema de las aguas residuales en la provincia, comenzando con la elaboración y cumplimiento de un plan integral de depuradoras con la adecuada dotación presupuestaria.

 

En este sentido, los diputados socialistas hacen especial hincapié en que se complete de manera inmediata la depuración de aguas residuales en la Sierra de Francia (depuración en el espacio natural Batuecas) y en el Parque Natural Arribes del Duero y su zona de influencia.

 

Los socialistas recuerdan que la normativa y la legislación obligan, desde hace años a que los municipios depuren sus aguas residuales y, en el caso de vertidos a los cauces, a que lo hagan en condiciones adecuadas de salubridad y limpieza.

 

La competencias en este ámbito corresponden a la Junta de Castilla y León, y la vigilancia y control del cumplimiento en materia de esta legislación a las Confederaciones Hidrográficas, pero están siendo los municipios, en general con muy escasos recursos, los que están asumiendo de manera ordinaria los elevados costes de construcción y mantenimiento de los sistemas de depuración de aguas residuales. Esto está provocando que un gran número de Ayuntamientos salmantinos se vean en la coyuntura indeseable de que, queriendo cumplir con la normativa, no tengan los medios necesarios para hacerlo, y lo que es peor, no reciban ninguna ayuda, especialmente de la Junta, que es quién debe cumplir en este ámbito.

 

En esta situación, que los municipios no tengan otra opción que verter aguas residuales sin las debidas condiciones, está suponiendo que las distintas Confederaciones los sancionen o, incluso, en ciertos casos, se abran expedientes que implican la responsabilidad de los miembros de las propias corporaciones locales.

 

El PSOE considera que la depuración de las aguas residuales es un servicio básico para cualquier núcleo de población. Y esto no sólo por lo que significa en cuanto a la mejora de las condiciones de vida de sus habitantes sino también en términos de desarrollo económico (agroganadero, industrial, turístico, urbanístico, etc.) para los mismos.

 

Existen desgraciadamente en Salamanca no pocos casos como por ejemplo el de Fuenterroble de Salvatierra, Frades de la Sierra, La Fregeneda o Hinojosa de Duero entre otros muchos, donde las carencias en la depuración de los vertidos comprometen las oportunidades de desarrollo industrial para el presente y para el futuro. Y lo mismo puede decirse, esta vez en términos de desarrollo también ambiental y turístico, para los municipios de las Sierras de Francia y de Béjar o de la comarca de las Arribes del Duero.

 

 

Noticias relacionadas