Prohibido fumar en todo el recinto hospitalario de Salamanca

Prohibido fumar en el Hospital de Salamanca (Foto: T. Navarro)

Pese a la ley de 2010 que no lo permite, todavía siguen fumando personas en las puertas e inmediaciones de los centros hospitalarios salmantino.

El Hospital de Salamanca se ha puesto serio y a partir de hoy va a exigir cumplir la Ley 42/2010 en lo referido a prohibir fumar en "todo" el recinto hospitalario, y eso quiere decir que está prohibido fumar también en el exterior del hospital, exceptuando la calle Donantes de Sangre. Y es que son muchos los profesionales y ciudadanos que lamentan observar constantemente personas fumando en los accesos al hospital, en la puerta principal, en la puerta de urgencias, en la puerta de urgencias pediátricas, o en cualquier otro espacio exterior del hospital y además es ilegal.

 

Por todo ello, el Complejo Universitario de Salamanca aspira a convertirse en miembro activo de la Red Europea de 'Hospitales sin Humo' y un referente en la prevención del tabaquismo. Para ello, ha reactivado la Comisión de Prevención del Tabaquismo cuyas funciones serán promover y evaluar las actividades de prevención que se lleven a cabo y, entre ellas, vigilar el cumplimiento de la Ley 42/2010 en todo el recinto hospitalario, que incluye los espacios al aire libre. Dicha comisión desarrollará también actividades informativas e impartirá formación para que todos los profesionales sean agentes activos de promoción de la salud frente el tabaquismo.

 

La Unidad del Tabaquismo, además de atender los fumadores que desean dejar de fumar, como viene haciendo desdse el año 2005, ofrece su ayuda a los trabajadores del centro que desean abandonar el consumo del tabaco, para que puedan hacerlo con el asesoramiento y la ayuda de los profesionales del hospital.

 

Por otro lado, se ha señalizado adecuadamente el exterior de los hospitales Clínico y Vega, para que dicha prohibición de fumar sea visible. También se están señalizando otros espacios interiores que eran utilizados por algunos trabajadores, familiares e, incluso pacientes, para fumar, como las escaleras de emergencia y otros lugares del hospital. Una mayor visibilidad de la prohibición de fumar debe contribuir a erradicar el consumo. 

 

"Si resulta lamentable observar fumar a cualquier persona donde está prohibido, es doblemente lamentable ver fumar a trabajadores del hospital, con la bata blanca, que es el signo externo de su condición de trabajadores sanitarios", ha indicado Miguel Barrueco, jefe de neumología.

 

La gerente del Hospital de Salamanca, Cristina Granados, ha reconocido que se va "a trabajar en erradicar esta práctica haciendo más labores preventivas y de concienciación, mientras que el personal de seguridad incidirá más para invitar a las personas a que no fumen en la puerta sino unos metros más allá, fuera del recinto" e incluso la Policía Local "colaborará para ayudarnos y si es necesario pondrá alguna multa in situ". Su incumplimiento puede acrrear sanciones desde 601 a 10.000 euros en caso de reiteración.