Prohibido entrar en la Plaza con petardos, tracas, mástiles o palos durante la Nochevieja Universitaria

El operativo de seguridad tampoco permitirá la entrada en el ágora de Salamanca de mochilas o maletines que  excedan las dimensiones de 60-30-15 centímetros. El aforo máximo de la Plaza Mayor será de 21.700 personas.

La Nochevieja Universitaria provocará un gran despliegue de medios policiales, entre ellos, un dispositivo de seguridad por el centro de la capital y en los accesos a la Plaza Mayor.

 

De este modo, los controles de entrada a la Plaza Mayor serán efectivos desde primera hora de la tarde del 14 de diciembre, permaneciendo abiertos al tránsito de personas los accesos peatonales tras los preceptivos registros individuales.

 

La Policía Local controlará directamente la entrada al recinto, estableciendo un dispositivo especial reforzado. En estos controles participarán las Unidades Caninas, integradas por perros adiestrados a cargo de sus respectivos guías policiales.

 

No podrán introducirse bolsos, mochilas o maletines que  excedan las dimensiones de 60-30-15 centímetros, ni tampoco objetos contundentes o susceptibles de ser utilizados violenta o peligrosamente. También se prohíben los petardos, bengalas, tracas y material pirotécnico en general. No podrán portarse pancartas, sábanas, mástiles o palos. En cuanto a las bebidas solo se permitirá el acceso con botellas de agua o similares de material plástico, sin tapón y con una capacidad máxima de medio litro. Quedan prohibidos los envases, recipientes o botellas de vidrio y las latas.

 

Al igual que el año pasado, se habilitarán las correspondientes salidas de emergencia y evacuación, debidamente señalizadas sobre los arcos, con cartelones de dos metros de ancho por uno de alto con la indicación “exit-salida”. A la Plaza Mayor podrá acceder un máximo de 21.700 personas, pero los agentes podrían interrumpir en cualquier momento la entrada al recinto por razones de seguridad aunque no se hubiera completado ese aforo previsto, o por cualquier otro motivo que pusiera en peligro la integridad de las personas y los bienes.

 

Los policías locales se ubicarán en todo el perímetro de la Plaza con el fin de garantizar la seguridad de los asistentes y de impedir el consumo de alcohol en la vía pública. Además, otro grupo de agentes se situará en las balconadas para obtener en todo momento una visión global y precisa del número de participantes en el evento y evitar posibles avalanchas y riesgos similares.

 

Todos los sistemas de video-vigilancia, tanto fijos como móviles, así como las cámaras y los dispositivos de grabación y control de tráfico existentes en toda la ciudad estarán plenamente operativos y en funcionamiento.

 

Asimismo, se va a hacer hincapié en la recomendación a todos los que asistan a esta celebración que tengan especial cuidado con sus pertenencias, de manera concreta con sus teléfonos móviles, tras detectar en la pasada edición la presencia de personas que se dedicaban a sustraer estos dispositivos.

Noticias relacionadas