Prohibido comerse el hornazo en La Aldehuela

Seguridad privada y Policía Local informan a la puerta de la ciudad deportiva que no se puede merendar en el recinto deportivo y los desvían al 'secarral' de la zona de merenderos. La instalación cuenta con numerosos espacios verdes públicos que no se podrán usar.

El Lunes de Aguas no se celebrará este año en  La Aldehuela, al menos, no como había sido siempre. El motivo, la limitación de acceso que, entre el Ayuntamiento de Salamanca y la empresa que gestiona el recinto deportivo, han impuesto para este día de merienda campestre y con la que se ha prohibido comer el tradicional hornazo y están concentrando a los asistentes en la zona de los merenderos, fuera del recinto deportivo. Esta actitud cesó a primera hora de la tarde tras la denuncia de TRIBUNA.

 

Desde primera hora de esta mañana, el acceso a la ciudad deportiva se encuentra restringido. El recinto tiene cerrada su puerta principal, la más próxima al campo de rugby y de acceso a las piscinas, y sólo se puede acceder por la puerta del pabellón de la pista cubierta. En esa puerta se encuentran apostados un vehículo de la Policía Local y un agente de seguridad privada. Como ha podido comprobar este medio, este último informa (con un agente de policía delante) a cada persona que se acerca a la puerta sobre la prohibición de merendar este Lunes de Aguas en el recinto deportivo y procede a informar sobre la única opción disponible, la del teso donde están los merenderos. El pretexto, dejar libre para el uso deportivo el recinto. En ningún momento se hace referencia a prohición de introducir comida o cualquier tipo de bebida, al margen de la prohibición de beber alcohol en un recinto abierto.

 

De este modo, el Ayuntamiento y la empresa gestora ha decidido limitar el uso de una instalación que es totalmente pública y que cuenta con numerosos espacios ajenos al uso deportivo. La empresa, Enjoy Wellness, ejerce el contrato que le faculta para cobrar los precios públicos y tasas de acceso al centro fittness del pabellón de atletismo, su principal negocio. Sin embargo, la empresa sólo tiene derecho a cobrar por el uso de los equipamientos deportivos, no a restringir el acceso al recinto.

 

El motivo es que el recinto es mucho más que las zonas acotadas y de pago para la práctica deportiva. Fuera de las pistas, a las que se accede previo pago, hay numerosas zonas verdes y juegos que no tienen nada que ver con la práctica del deporte. Todo el recinto estaba prácticamente vacío esta mañana, tanto de usuarios que estaban haciendo uso de las instalaciones deportivas como de paseantes.

 

Las zonas verdes de La Aldehuela, totalmente vacías por la mañana.

 

En su lugar, empresa y Policía Local ha estado desviando la afluencia al teso, la zona de los merenderos, fuera del recinto deportivo y de gestión pública, y no privada como la zona deportiva. Esta zona se encuentra en peores condiciones de conservación y presenta un césped seco, aunque sí cuenta con mesas y bancos. 

 

Históricamente, esta parte del recinto había sido uno de los sitios preferidos por los salmantinos para comerse el hornazo en el Lunes de Aguas. Sin embargo, durante años ha dejado de usarse por las obras de rehabilitación, que se han demorado casi cuatro años. Hace un año, en 2016, ya estaba abierto por estas fechas, pero no hubo afluencia por el mal tiempo: lluvia y frío vaciaron de gente la celebración.

Noticias relacionadas