Prisión provisional comunicada y sin fianza para los tres varones mayores de edad acusados del crimen de Samuel
Cyl dots mini

Prisión provisional comunicada y sin fianza para los tres varones mayores de edad acusados del crimen de Samuel

Uno de los acusados como presuntos autores de la paliza que causó la muerte a Samuel Luiz. (Foto: E. Press)

Una cuarta detenida queda en libertad con obligación de comparecer en los Juzgados, mientras dos menores de edad están a diposición de la Fiscalía de Menores.

La jueza titular del Juzgado de Instrucción nº1 de La Coruña ha decidido enviar a prisión, comunicada y sin fianza a los tres varones mayores de edad detenidos por su implicación en el crimen de Samuel, el joven coruñés de 24 años que el pasado sábado falleció tras recibir una paliza, tal y como había solicitado la Fiscalía, recoge E. Press.

 

Los tres acusados, coruñeses de entre 20 y 25 años, han pasado en la mañana de este viernes a disposición judicial, junto con la cuarta detenida, una chica, también coruñesa y en la misma franja de edad, que queda en libertad, con la obligación de comparecencias en el juzgado. La Fiscalía no había solicitado para ella el ingreso en prisión.

 

Tras escuchar el testimonio de todos --ninguno de los investigados se acogió a su derecho a no declarar--, la magistrada indica en el auto que los cuatro arrestados son sospechosos de haber cometido un delito de homicidio o de asesinato, pendiente de definir a lo largo de la instrucción. La jueza indica en el auto que ha acordado el ingreso en prisión de los varones dado que existe "riesgo de fuga y posibilidad de alteración o destrucción de pruebas".

 

Además de estos cuatro jóvenes, dos menores fueron arrestados en la mañana de este viernes por la Policía Nacional --uno de ellos con antecedentes penales--, por lo que hasta el momento hay seis detenidos por su implicación en la muerte del joven Samuel.

 

Paso a disposición judicial

 

Los cuatro imputados por el crimen de Samuel han salido pasadas las 9:30 horas de la mañana de este viernes de la comisaría de Lonzas para llegar, alrededor de las 10 horas, al Juzgado de Instrucción nº1 de A Coruña, de guardia en el día de hoy, pese a que el encargado de instruir el caso es el nº8 --puesto que era el de guardia el pasado sábado, día de los hechos--.

 

Los acusados han llegado en dos grupos, primero dos de los varones imputados, en dos coches policiales y con sudaderas negras que ocultaban su rostro. A los pocos minutos, el otro hombre y la mujer han entrado en el recinto judicial en un furgón de la policía.

 

Sobre las 11 de la mañana, el letrado defensor del último de los detenidos --arrestado en la noche del jueves--, Ramón Sierra, ha comparecido ante los medios antes de entrar en el juzgado y ha reivindicado la "inocencia" de su cliente.

 

El defendido por Sierra, además de los delitos de homicidio o asesinato que aún están por determinar, tal y como ha puntualizado el Tribunal Superior, está acusado de un delito de apropiación indebida por quedarse con el teléfono del fallecido.

 

"Mi cliente ha declarado en comisaría porque los inocentes declaran siempre. Es inocente", ha afirmado Sierra, que ha explicado que su defendido acudió a declarar ante la Policía Nacional "voluntariamente y como testigo", tras lo que ha sido investigado y, posteriormente, arrestado.

 

El abogado ha asegurado que su defendido no participó "ni en el linchamiento ni en lo que está considerado como homicidio". "Este paso a disposición judicial me parece un error porque es inocente", ha señalado el letrado.

 

Sierra ha sido el único letrado que ha ofrecido declaraciones, los demás se han amparado en el secreto de sumario bajo el que permanece la investigación y han preferido no revelar más datos. Con todo, todos los acusados han optado por declarar ante la jueza instructora.

 

Precisamente, este viernes eldiario.es publicó algunas de las imágenes grabadas por una cámara de seguridad en los alrededores de la Avenida de Buenos Aires, en las que se puede ver cómo un grupo de personas rodea a Samuel y éste cae al suelo. El joven posteriormente se marcha solo, pero es interceptado nuevamente por un grupo de personas, que abandonan apresuradamente el lugar, dejando a Samuel tendido en el suelo.

 

Dos menores detenidos

 

En este sentido, el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, ha señalado que el visionado de estas y otras imágenes, así como las pruebas testificales a las 15 personas que a comienzos de semana acudieron a declarar a la comisaría de Lonzas, y los interrogatorios a los cuatro detenidos que han pasado ya a disposición judicial, han sido determinantes para la detención, a lo largo de esta mañana, de dos personas más, dos menores.

 

Por su edad, estos dos últimos arrestados, "sin relación con la víctima", coruñeses y del grupo de amigos del resto de detenidos, pasarán a disposición de la Fiscalía de Menores, y no del Juzgado de Instrucción nº8 de A Coruña, encargado del caso.

 

Miñones ha confirmado además que uno de ellos presenta antecedentes penales y que permanecen en dependencias policiales. Según la Ley de Responsabilidad Penal del Menor, los menores acusados no pueden permanecer más de 24 horas en el calabozo sin pasar a disposición judicial.

 

A la pregunta de si participaron activamente en la paliza, Miñones ha contestado que "si están detenidos, es porque se prevé que también que sean participantes de los actos", aunque ha matizado que "en la toma de declaración y en los interrogatorios se verá el grado de implicación".

 

Tras pasar más de seis horas en los juzgados, los cuatro acusados han abandonado el lugar alrededor de las cinco de la tarde. La primera en marcharse ha sido la mujer que, al quedar en libertad, ha salido de las dependencias por la puerta principal y a pie, pero encapuchada. A continuación han salido los tres varones para los que ha sido decretada la presión comunicada y sin fianza que, también encapuchados, han dejado los juzgados en un furgón policial de la Guardia Civil.

 

Concentraciones de vecinos

 

Además de medios de comunicación, diversas personas se han acercado durante toda la mañana al Juzgado de Instrucción. Algunos de ellos, como el grupo de mujeres que ha interpelado al letrado Ramón Sierra, lo han hecho para "defender a Samuel", mientras que otros, amigos y conocidos de los acusados, han intentado "aclarar" la situación de los jóvenes. Una mujer que ha dicho ser "amiga" de los acusados, ha declarado ante los medios que rechaza que se trate de un crimen "homófobo" y ha hecho hincapié en la "no vinculación" de la mujer imputada.

 

Sin embargo, gran parte de los curiosos se han posicionado en defensa del joven coruñés de 24 años fallecido el pasado sábado. Así, al salir de los juzgados, Sierra ha sido interpelado por tres mujeres que han afirmado estar en el juzgado "para defender a Samuel" y que le han pedido al abogado que "abandone el caso", como ya hizo en el caso del Chicle --Sierra fue el primer abogado defensor de José Ignacio Abuín, asesino de la joven Diana Quer--.

 

"Que tu conciencia no te permita defender a esos asesinos", ha gritado el grupo, que ha seguido repitiendo el calificativo "asesinos" tras abandonar la zona el letrado.

 

Otro grupo de seis jóvenes, encaramados a la verja que cierra la zona por la que los vehículos policiales acceden al juzgado, han increpado a los acusados en el momento en que éstos se han subido al furgón. Los chicos, que han hecho diversos gestos obscenos al paso del vehículo, se han dirigido a los tres varones con calificativos como 'asesinos' o 'cabrones' y les han recriminado si ahora serían "tan valientes".