Prisión para un joven acusado de cometer una docena de robos en casas

‘Modus operandi’. El detenido, madrileño aunque residente en Babilafuente, accedía a las viviendas escalando, incluso si se encontraban los moradores
E. G.

La Policía Nacional detuvo a un joven de 22 años de edad acusado de cometer presuntamente hasta una decena de robos en viviendas de la capital, en una vivienda de Calvarrasa de Abajo y en un chalé de Peñaranda de Bracamonte, doce en total. Además, tras declarar ante el juez, el joven ingresó en el centro penitenciario de Topas, según informó la Policía Nacional en un comunicado de prensa.

Tras el aumento de robos registrados en viviendas de la capital y provincia, la Brigada Provincial de Policía Judicial puso en marcha un dispositivo especial para tratar de identificar y detener al presunto autor o autores de los hechos que, además, en todas las actuaciones, empleaban el mismo modus operandi, es decir, accedían a los domicilios escalando por las ventanas y balcones, incluso con los dueños en el interior. Una vez en los domicilios, sustraían joyas, ordenadores, cámaras fotográficas, consolas, teléfonos móviles y otros objetos de valor.

Como consecuencia de las investigaciones realizadas, los agentes lograron la detención de un joven de 22 años de edad, cuya identidad responde a las iniciales D. G. G., madrileño y con domicilio en la localidad de Babilafuente, concretamente, en las inmediaciones de una tienda de compra-venta de oro y metales preciosos de la ciudad.

Con la detención de este joven, se han logrado esclarecer diez robos cometidos en viviendas de la ciudada, un robo en un domicilio de Calvarrasa de Abajo y en un chalé de Peñaranda de Bracamonte. Además, todas las joyas recuperadas han sido entregadas a sus respectivos propietarios, aunque faltan muchas de las sustraídas al haber sido vendidas en tiendas de compra-venta y, posteriormente, haber sido fundidas.

A este joven le constan 16 detenciones por hechos delictivos, cometidos en Salamanca y provincia.