Primero fueron los papeles y después los presos...