Primera provincia que pasa de alerta rojo a naranja y cae más de 30 puntos la incidencia a siete días en Castilla y León
Cyl dots mini

Primera provincia que pasa de alerta rojo a naranja y cae más de 30 puntos la incidencia a siete días en Castilla y León

Sigue la tendencia de bajada de toda la semana tanto a siete como a 14 días y la ocupación de camas hospitalarias también desciende hasta el 23,17% en planta y un 53,04% en UCI.

La tasa de incidencia acumulada de casos diagnosticados de COVID-19 en Castilla y León mantuvo durante la presente semana un ritmo sostenido de bajada de en torno a 30 puntos, en el caso de la incidencia a 7 días, y de 75 en la referida a dos semanas, hasta situarse este viernes en 214,33, en lo referente a la tasa acumulada en una semana, y en 655,97 a 14 días, frente a los 244,98 y 720,82 que, respectivamente, se registraron ayer.

 

También se mantuvo este viernes el ritmo de caída de la ocupación de camas de hospitalización por casos de COVID-19 en la Comunidad, al alcanzar el 23,17 por ciento en planta, frente al 24,59 por ciento de ayer, y situarse en un 53,04 por ciento la ocupación de las camas en las Unidades de Cuidados Intensivos, por el 54,29 por ciento del jueves.

 

Por provincias, la incidencia acumulada de casos diagnosticados en siete días se situó en el nivel naranja de riesgo alto en Zamora, al bajar por primera vez de los 125 puntos y ubicarse en 106,10, mientras que en el resto de provincias continúa en nivel de riesgo muy alto a pesar del descenso generalizado de la incidencia. Así, Palencia sigue registrando el valor más elevado, con 372,38, seguida de las provincias de Soria (333,02), Segovia (256,06), León (248,45), Salamanca (231,74), Valladolid (179,97), Burgos (173,07) y Ávila (135,10), cerca ya del umbral para bajar de riesgo muy alto a alto.

 

En lo referente a la incidencia acumulada a 14 días, ya solo la provincia de Palencia supera el millar, con 1.322,97 de tasa, seguida por Soria (972,05), Segovia (768,19), León (765,71), Salamanca (741,70), Valladolid (541,25), Zamora (425), Ávila (421,78) y Burgos (391,72).

 

La positividad global de las pruebas diagnósticas en Castilla y León durante la última semana continúa en riesgo bajo, con un 6,39 por ciento, si bien supone un ligero incremento de la positividad con respecto al 6,24 por ciento de ayer. Mientras, el porcentaje de casos con trazabilidad en el conjunto de la Comunidad sí mantiene su positivo ascenso hasta alcanzar el 66,95 por ciento, frente al 65,82 por ciento de ayer.

 

Por último, el índice reproductivo básico, que es el que determina el número de contagios que puede producir cada positivo, sigue en descenso y experimentó una caída de cuatro centésimas con respecto a la jornada pasada para situarse en un valor de 0,62 en el conjunto de la Comunidad. Burgos es la única provincia donde se registra un índice superior al 0,7, al contemplar un 0,82, mientras que, del resto de provincias, superan el 0,6 Soria (0,69), Segovia (0,64), León (0,63), Valladolid (0,62) y Ávila (0,61), puesto que ya por debajo de ese valor se sitúan Salamanca (0,59), Palencia (0,55) y Zamora (0,5).