Cyl dots mini

Primera noche 'tranquila' en Salamanca: 'sólo' ocho multas por saltarse el toque de queda y dos avisos por ruidos

Agentes de la Policía Local de ronda por las terrazas de Salamanca. Foto: Ical

Primera noche de fin de semana con pocas incidencias: una única multa por el uso  de mascarilla y las  cifras más bajas por el resto de infracciones más habituales.

Después de de casi veinte días de toque de queda y de una semana completa de cierre de bares y restaurantes, la noche del viernes 13 de noviembre ha sido la primera de fin de semana en Salamanca que se podría calificar como 'tranquila' en mucho tiempo. De hecho, se ha registrado el mínimo de multas por no usar o usar mal la mascarilla, sólo una, y muy pocas por los preceptos más multados como los ruidos o saltarse el toque de queda.

 

La noche se puede calificar como apacible teniendo en cuenta los antecedentes del ocio nocturno salmantino. Ha habido que esperar, eso sí, tres semanas de toque de queda y una entera de cierre de bares y restaurantes para que las multas por no llevar mascarilla se hayan reducido a una o que los avisos por ruidos de fiestas en pisos hayan sindo solo dos, la cifra más baja en muchos fines de semana. También se han quedado 'cortas' las denuncias por saltarse el toque de queda, ocho. Hay que recordar que este mismo jueves hubo 14 multas por no usar mascarilla, diez avisos por fiestas en pisos y 13 por saltarse el toque de queda.

 

Las multas por la falta o mal uso de la mascarilla, la falta de distancia y los avisos por ruidos se llevan la palma y apuntan al ocio nocturno descontrolado: se llevan buena parte de las más de 3.500 intervenciones y multas por infracciones Covid. La noche ha dado más problemas que el cierre perimetral y el toque de queda.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: