Primera línea municipal para la rehabilitación de vivienda: un millón de euros para fachadas y ascensores
Cyl dots mini

Primera línea municipal para la rehabilitación de vivienda: un millón de euros para fachadas y ascensores

Mateos y Ferreras en el Ayuntamiento (Foto: De la Peña)

El PSOE logra sacar adelante sus planes sobre vivienda con la primera línea de subvenciones municipales para la rehabilitación. 

El PSOE del Ayuntamiento de Salamanca ha anunciado la inminente puesta en marcha de una nueva línea de ayudas para la rehabilitación de vivienda, la primera de carácter municipal que se hace en la capital, que va a poner a disposición de vecinos y comunidades un millón de euros para hacer mejoras de fachadas, ascensores y eficiencia energética. La línea de subvenciones es  una realidad definitiva y se va a gestionar a través del patronato de vivienda gracias a la iniciativa del grupo socialista, que lleva meses detrás del asunto.

 

La nueva línea de ayudas se convocará previsiblemente a partir del día 1 de marzo y pueden acceder a ella todas las comunidades y vecinos con viviendas que tengan la antiguedad para someterse a la inspección de edificios. Constará de un presupuesto de un millón de euros y las ayudas serán por vivienda, de entre 600 y 4.500 euros, y serán progresivas en función de la renta del solicitante. Tendrá fundamentalmente tres líneas de actuación. La primera destinada a la conservación de las edificaciones, la segunda a mejorar y posibilitar la accesibilidad mediante por ejemplo la instalación de ascensores, y en tercer lugar posibilitar la sostenibilidad energética de los edificios destinados a vivienda familiar.

 

Si se agota la cuantía ya reservada en el presupuesto del patronato de vivienda, se podría ampliar. Además, esta subvención municipal es compatible con las de otras administraciones, como la Junta; uno de los motivos de impulsarla es precisamente complementar las ayudas autonómicas.

 

El portavoz del PSOE, José Luis Mateos, ha mostrado su satisfacción por esta iniciativa en la que llevan meses trabajando. A finales de 2015, el grupo socialista lanzó una propuesta integral sobre vivienda para Salamanca, que incluía medidas sobre el acceso a vivienda en alquiler y también sobre medidas de rehabilitación. Sobre esta base la oposición impulsó un acuerdo sobre viviendaPara evitar que los socialistas le cogieran con el pie cambiado, el alcalde presentó el pacto como propio y lo convirtió en una mesa de negociación de la que nada se ha vuelto a saber.