Presupuestos 2021: lo que ha caído y lo que le deben las cuentas del Estado y de la Junta a Salamanca
Cyl dots mini

Presupuestos 2021: lo que ha caído y lo que le deben las cuentas del Estado y de la Junta a Salamanca

El diseño ganador para ejecutar el centro de salud de Prosperidad.

Después de varios años de prórrogas, hay nuevos presupuestos estatales y regionales, pero son pocos los nuevos proyectos para la provincia: se alimentan de 'viejos conocidos' y de muchos olvidos.

El final de este 2020 ha traído nuevos Presupuestos del Estado (ya aprobados, entrarán en vigor el 1 de enero) y Presupuestos de la Junta de Castilla y León (en trámite, tardarán algo más), que hacía dos años que no había y se habían ido prorrogando: estábamos con las cuentas de 2018. La situación excepcional por la crisis del Covid y la incorporación de los fondos europeos han obligado a hacer el esfuerzo de diseñar unas nuevas cuentas en las que Salamanca tiene luces y sombras, novedades y olvidos, tanto del Estado como de la administración regional. Ahora que ya hay cuentas o las va a haber, es el momento de hacer un repaso de lo que deparan.

 

Presupuestos del Estado

De lo que le ha tocado a Salamanca de los PGE para 2021 se puede sacar la conclusión de que hay muchas partidas 'repetidas', algunos olvidos y muy pocos proyectos nuevos. Pasan los años y los proyectos de presupuestos, aprobados o no, parecen siempre los mismos para Salamanca. De hecho, este de 2021 guarda enormes similitudes con los de 2018 y 2019, este último no aprobado, y de hecho muchos de los proyectos están 'repetidos' y los que no lo están son flagrantes ausencias.

 

La revisión de las principales inversiones demuestra que hay una acuciante falta de proyectos para la provincia. La lista de lo que le ha caído de los PGE a Salamanca para 2021 se nutre de viejas aspiraciones y actuaciones que se retrasan, incumplen plazos o directamente, no avanzan. Incluso las 'grandes' inversiones son las mismas de años atrás.

 

Así, en el proyecto de 2019 que no se aprobó ya estaban la construcción del nuevo edificio del Irnasa, los juzgados de Vitigudino, la reforma de la Audiencia Provincial, la tercera sede del Centro de la Memoria... que todavía no se han ejecutado y que parecen nuevos, pero no lo son. Lo mismo le ocurre a la conexión de autovías en Buenos Aires, que no ha avanzado por problemas técnicos, o la reforma de Topas que siempre tiene partidas. 

 

También repiten las aportaciones al Centro del Láser de la Usal, las rehabilitaciones de la Universidad, las habituales inversiones en Enusa o en Matacán, en las murallas de Ciudad Rodrigo... que son fijas. Y de todas las inversiones importantes, se mantiene la de la electrificación, que será la que se lleve la mayor parte de las cuantías durante los próximos años.

 

La lista tiene también ausencias flagrantes como el acceso Norte de la ciudad, que tenía una pequeña cantidad y del que no se ha vuelto a saber. Lo último que se hizo fue asfaltarlo, pero había planes para una integración en la ciudad: el propio Ayuntamiento hizo una senda peatonal y ciclista ante el retraso de la actuación.

 

Más normal es que falten inversiones ya hechas o en ejecución como los arreglos en la A-66 y la A-62, el Canal de Zorita o la supresión de pasos a nivel de Gomecello, está en ejecución. Tampoco está en servicio toda la autovía entre Ciudad Rodrigo y la frontera con Portugal, terminada el año pasado, aunque todavía no 100% operativa por falta de finalización del lado portugués.

 

De los 'olvidos', llama la atención que no haya partida alguna en 2021 para el acceso norte de la ciudad o que no haya "una consignación mayor" para la glorieta del barrio Buenos Aires con la que hay que volver a empezar tras descartarse el nuevo puente por su proximidad a los grabados rupestres. Apenas hay fondos para proyectos ya anunciados desde hace años como las nuevas dotaciones del Centro Documental de la Memoria Histórica.

 

Presupuestos de la Junta

La finalización de las obras del nuevo Hospital, que ha supuesto una inversión de 250 millones de euros influye en lo que se lleva de los presupuestos de la Junta de Castilla y León de 2021, los primeros del salmantino Alfonso Fernández Mañueco al frente del gobierno regional, y también los primeros tras dos años de prórrogas y sin novedades. Las cuentas del próximo año están condicionadas por completo por la crisis sanitaria y económica, pero Salamanca cuenta todavía con algunas inversiones importantes y ve como vuelven a aflorar dos  proyectos olvidados.

 

En materia de Sanidad se anotan 52.591 euros para el centro de salud del barrio del Zurguén, uno de esos proyectos que llevan tiempo esperando. Hace cerca de 20 años que se habla de un centro de salud en este barrio de la expansión de Salamanca, densamente poblado, pero todavía escaso en algunos servicios. Pero está la situación 

 

La modernización del regadío de la comarca de La Armuña se convierte en la inversión más grande dentro de Agricultura, y también para la provincia de Salamanca. Dentro de las acciones del Instituto Tecnológico Agrario destacan las inversiones que se van a realizar en la modernización de regadíos, como los 11 millones de euros para la transformación de esta zona. El regadío armunés es el 'niño mimado' de las inversiones de la Junta  que en los últimos años ha destinado importantes. Este 2021 será la mayor inversión.

 

La consejería de Familia tiene otra de las grandes inversiones de 2021 en Castilla y León que le tocan a Salamanca. Se trata de la residencia de Puente Ladrillo, que se lleva 5,6 millones de euros, más de la mitad de lo que va a destinar la consejería a inversiones reales, y que estrena un nuevo modelo de asistencia.

 

La partida de Fomento para carreteras se centra en la mejora de dos tramos en Salamanca, en la CL-610 entre Peñaranda y el límite provincial de Ávila y en la SA-305, de La Fuente de San Esteban a Sando. Suman 3,7 millones.

 

Además, hay un pequeño proyecto para convertir la carretera de Salamanca a Alba de Tormes en 2+1 aparcando la ansiada conversión el 'auvoía' proyectada hace años: la Junta aparca el proyecto para desdoblar la carretera CL-510, planteado desde hace años por la cantidad de tráfico, y lo sustituye por la conversión de la carretera en 2+1 con un tercer carril en algunos tramos para adelantar.

 

En cuanto a los olvidos, no faltan y son importantes. Destaca la "desaparición" del proyecto del centro de salud de Prosperidad, prometido desde 2011 y que ya ni aparece en los presupuestos de 2021 pese a que formaba un 'paquete' con el del Zurguén. Este sí está, pero con una partida totalmente simbólica.

 

Después de tantos años no han empezado las obras en este centro de salud pese a que en 2018 Ciudadanos se abstuvo en el presupuesto del PP para la Junta con el compromiso de iniciar la obra; o en el instituto de Villares de la Reina que no se ha ejecutado.

 

Tampoco se libra el Hospital, la única partida para ejecución es de poco más de 140.000 euros, aunque hay 40 millones para equipamiento, pero se reservan dos grandes partidas para 2022 y 2023 con 40 millones: eso supone que la ejcución prevista para el Hospital no se terminará hasta 2023.