Preocupante aumento del número de locales comerciales vacíos

Una de las principales calles comerciales de la capital.

En los dos últimos años el número de los que no albergan negocios ha aumentado hasta el 16%, muy cerca del nivel en el que se considera que la degradación comercial es alta. La Cámara de Comercio pide medidas de apoyo al comercio ante esta peligrosa espiral.

La Cámara de Comercio e Industria de Salamanca señala su preocupación por el incremento del número de locales comerciales cerrados situados en el centro de la ciudad, según se deriva de los primeros resultados del “Termómetro Comercial de Locales Vacíos 2013” elaborado por la institución cameral en las principales arterias de la ciudad.

 

Este informe arroja una estadística preocupante tras analizar 632 locales ubicados en diez de las calles más representativas de la ciudad, todas ellas ubicadas en la zona catalogada por el Ayuntamiento con mayor tasa impositiva sobre los inmuebles, dado su carácter estratégico para el comercio de la ciudad.

 

Supone un aumento significativo en los últimos dos años al incrementarse un 6%, al pasar de un 10% registrado en 2011 al 16% en del presente año. Esta es una de las principales conclusiones de ese informe, que tendrá una revisión periódica para valorar la evolución del mismo, y que se presentará en la Mesa del Comercio, de la que forma parte la institución cameral. 

 

HASTA UN TERCIO DE LOCALES VACÍOS

El estudio destaca que en algunas calles el porcentaje de ocupación es casi total como en la calle El Arco, mientras que en otras uno de cada tres locales están cerrados. Asimismo, también se han analizado 200 comercios más en otras calles ubicadas fuera del primer cinturón de ronda, como la zona del Museo del Comercio, donde la cifra es ligeramente superior. Por ejemplo, en la avenida Campoamor, con dos de cada diez locales disponibles.

 

Los expertos indican que las zonas  con una cifra superior a un 20% de espacios comerciales cerrados son tendentes a generar desequilibrios económicos y acabar deprimiendo las zonas afectadas con esta problemática, contaminando a los locales activos. La Cámara de Comercio considera que este cierre progresivo afecta a dos de los motores económicos de la ciudad como son el comercio y el turismo y al atractivo de estas zonas, afectando al binomio turista/consumidor. Al mismo tiempo que condiciona de manera muy significativa el desarrollo de los negocios existentes, así como de la puesta en marcha de nuevos proyectos ya que ofrecen una imagen muy degrada de las calles comerciales. 

 

LOS PRECIOS A LA BAJA NO LO EVITAN

Los datos que maneja internamente la Cámara sobre la evolución de precios de los locales en la zona centro hablan de una caída superior al  50% del precio en los últimos cinco años, y a pesar de la amplia oferta de locales disponibles no se ha logrado incentivar la apertura de nuevos negocios, síntoma claro del problema.

 

De este modo, la Cámara de Comercio remarca a través de su presidente, Juan Antonio Martín Mesonero, que “este ‘síndrome del local vacío’, cuyos síntomas claros son el cierre de empresas y el incremento en el número de desempleados, sitúan a Salamanca en una espiral peligrosa para el futuro desarrollo económico de la ciudad”.

 

No se trata de la primera vez que la Cámara de Comercio ha alertado sobre esta situación y solicitado medidas de apoyo a la dinamización del sector comercial a la Concejalía de Economía, Comercio e Innovación. De hecho hace dos años, en noviembre de 2.011, ya trasladó al Ayuntamiento de Salamanca esta preocupación por el cierre de negocios y solicitó la puesta en marcha de medias de impulso al comercio