Preocupación en los trabajadores de las piscinas municipales por el cierre de la de Garrido

Sindicatos y empresa se reúnen hoy en medio del temor de una reducción de empleo por el cierre prolongado de la piscina. El PSOE pedirá explicaciones por esta situación y vigilará el cumplimiento de los términos de la concesión en cuestión de plantilla.

La situación en la piscina de Garrido, cerrada desde el día 11 de enero por una avería, empieza a preocupar a los trabajadores que temen que la empresa tome medidas para recuperar las horas de apertura de la instalación a pesar de que no se ha podido abrir por culpa de una avería ajena al personal. Una preocupación que arroja la sombra de un expediente de regulación de empleo que la empresa podría plantear hoy mismo a la plantilla.

 

Según ha podido confirmar este medio, esta tarde se celebra una reunión entre los representantes sindicales y la empresa para analizar la situación creada por el cierre de la piscina, que ha dejado sin tarea a un grupo de trabajadores. Ya hace unos días hubo una primera reunión debido al cierre por avería y el problema se ha ido alargando, lo que ha generado inquietud en la plantilla. Los sindicatos esperan saber hoy qué propone la empresa y se lo trasladarán esta noche a los trabajadores.

 

La 'solución' podría ser un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), lo que previsiblemente mermará las condiciones laborales de los mismos. En este sentido, el Grupo Municipal Socialista pedirá hoy mismo explicaciones al equipo de Gobierno municipal sobre esta cuestión y, en todo caso, el PSOE pedirá respetar los derechos de los trabajadores, defendiendo el mantenimiento de la plantilla y sus condiciones laborales en el presente y futuro.

 

 

EXPLICACIONES POR EL CIERRE

 

El PSOE va a pedir también explicaciones al equipo de Gobierno municipal por el cierre inesperado de las piscinas de Garrido durante los primeros días del año, cierre que se ha prolongado en el tiempo más allá de lo inicialmente anunciado. Según las informaciones previas, el cierre estaba previsto desde el 11 de enero y durante 10 días para el arreglo de la caldera.

 

Sin embargo, parece que el cierre de las piscinas del barrio de Garrido se prolongará más de lo esperado, lo que sin duda perjudicará a los usuarios habituales de esta importante instalación deportiva para los ciudadanos salmantinos. Estas deficiencias en la caldera, unidas a otras en la instalación, podrían explicar que el cierre de las piscinas esté siendo mayor del que se preveía inicialmente, tal y como ha ocurrido en otras piscinas municipales.

 

 

EL AGUJERO DE LAS PISCINAS

 

Hay que recordar que el deficiente mantenimiento de la anterior empresa concesionaria ha obligado a hacer reformas por valor superior a los 6 millones de euros, un coste reconocido en los informes de los técnicos municpales y que hubo que hacer en prácticamente todas las piscinas de titularidad municipal, cifra a la que seguramente haya que sumar las deficiencias ahora surgidas en las piscinas de Garrido.

 

Por ello, el PSOE pedirá expresamente una compensación a los usuarios abonados en las diferentes modalidades existentes bien con el reembolso de la parte proporcional pagada y no disfrutada por el cierre durante el tiempo que se prolongue, o dar la opción de disfrutar gratuitamente en otro periodo de los días en que la instalación ha permanecido cerrada. 

Noticias relacionadas