PP y C's rechazan una propuesta para bajar el IBI otro 5% el año que viene y no sólo en 2019

Virginia Carrera y Gabriel Risco, de Ganemos.

El grupo Ganemos Salamanca desvela que puso sobre la mesa una bajada mayor del IBI aplicando el 5% prometido para 2019 también en 2018: el PP se negó y su 'socio' C's no dijo nada. Habría servido para compensar el recargo del 10% que hizo el Gobierno durante la crisis.

La anunciada bajada del IBI en un 5% ha sido criticada por electoralista, ya que llegará el mismo año de las elecciones municipales, 2019. Y va a ser difícil que se quite ese 'sanbenito' con decisiones como las que toma el equipo de Gobierno del PP y su 'apoyo' de C's. Así lo considera Ganemos Salamanca, a la vista de la postura tomada por la corporación con respecto a su última oferta: bajar el IBI también en 2018.

 

La portavoz de Ganemos, Virginia Carrera, y el concejal Gabriel Risco han desvelado este miércoles que llevaron a la comisión informativa que dictaminaba las ordenanzas fiscales de 2018 una propuesta de última hora. En concreto, propusieron bajar el  IBI un 5% en 2019, y otro 5% ya el año que viene para adelantar el efecto de la rebaja en el impuesto más importante del Ayuntamiento, que carga un recibo de más de 300 euros de media a los salmantinos. La respuesta: "El PP se opuso y el resto de grupos se encogieron de hombros".

 

Carrera ha explicado que se prestaron incluso a negociar un término intermedio habida cuenta de que la nueva rebaja obligaba a un recálculo de los ingresos que iba a percibir el Ayuntamiento, pero ni por esas. "Ahí se hubiera visto si la bajada del IBI es un objetivo real", ha lamentado Risco, que ha criticado que no haya habido ningún tipo de interés ni por parte de C's ni del PSOE.

 

Esta bajada adicional hubiera servido para compensar el 10% de recargo que impuso el Ministerio de Hacienda hace unos años a los ayuntamientos para aumentar sus ingresos en plena recesión. En 2016 ya no fue obligatorio mantener el recargo, pero el Ayuntamiento de Salamanca lo ha seguido aplicando en los dos últimos años, con el consiguiente aumento de recaudación.

 

Ganemos considera que las cuentas del Ayuntamiento, oficialmente muy saneadas, podrían soportar una rebaja importante de lo que se paga por el IBI recaudando mejor. Así, aseguran que un informe del OAGER confirma que es posible rebajar lo que pagan las viviendas y compensarlo con un aumento de los tipos para los usos no residenciales, como industrias, bancos, negocios... "Subiendo un 20% el tipo a los usos no residenciales se compensa una rebaja de hasta el 15% del impuesto a las viviendas sin afectar a la recaudación", ha dicho Risco, que insiste en que hay que revisar todas las exenciones para que muchos edificios que no pagan, acogidos de manera errónea a exenciones, empiecen a tributar.

Noticias relacionadas