PP y C's ratifican la subida de impuestos para 2018 con el 'gancho' de bajar el IBI en 2019

Alfonso Fernández Mañueco y Alejandro González, en la foto de este año del acuerdo por los impuestos municipales.

El Ayuntamiento de Salamanca sigue llamando congelación a lo que es una subida de cara a 2018 en varios impuestos y precios públicos, desde la zona azul al agua.

La comisión informativa de Hacienda ha dado este miércoles el visto bueno al dictamen definitivo de las Ordenanzas Fiscales para 2018 tras el estudio de las 29 alegaciones y las 4 propuestas presentadas. Ha sido posible con los votos a favor de PP y Ciudadanos que han refrendado su acuerdo de hace unas semanas, cuando presentaron la actualización al IPC de varios impuestos, precios y tasas municipales, lo que supone que un buen número de ellos subirá un 0,9%. La subida será oficial ya este viernes cuando se apruebe en el pleno.

 

Eso sí, el equipo de Gobierno de Fernández Mañueco se empeña en calificar las nuevas ordenanzas fiscales para el año que viene como una congelación de impuestos con carácter general. En realidad, suben varios de ellos, desde el tiquet de la zona azul al agua, pasando por tasas de mercados... estos son los impuestos que suben tras la actualización de precios que se hace aprovechando el primer IPC positivo de la legislatura y aplicando el bianual de mayo, un 0,9%, cuando el de junio es de 0,7%, más favorable para los contribuyentes. Así que la bajada de impuestos es, en realidad, subida de costes como la zona azul.

 

Además, se mantienen los grandes impuestos tal y como había comprometido el PP con la aquiescencia de C's. Eso significa que algunos de ellos, como el IBI o el impuesto de circulación, van a seguir en máximos históricos: se pagan como los más caros del país. La única buena noticia es que la contribución bajará un 5%... pero en 2019, algo que ya tienen pactado PP y C's precisamente para el año de las elecciones municipales.

Noticias relacionadas