PP y C's lo hacen oficial: se reparten las presidencias de todas las comisiones

Como estaba anunciado, Ciudadanos asume contratación y bienestar, y el resto se las queda el equipo de Gobierno a pesar de que la oposición había pedido repartirlas todas y no solo la que concedió el alcalde en su investidura.

LAS PRESIDENCIAS

 

La Comisión de Economía, Hacienda y Régimen Interior será presidida por Fernando Rodríguez y Enrique Sánchez-Guijo será vicepresidente; Ana Suárez (Ciudadanos) presidirá la Comisión de Bienestar Social de la que será vicepresidenta Cristina Klimowitz; la Comisión de Policía la presidirá Fernando Rodríguez y Carlos García Carbayo como vicepresidente; la Comisión de Educación y Cultura la presidirá Julio López Revuelta y el vicepresidente será Enrique Sánchez-Guijo; María José Fresnadillo y Carlos García Carbayo serán, respectivamente, la presidenta y vicepresidente de la Comisión de Medio Ambiente; Carlos García Carbayo presidirá la Comisión de Fomento, de la que Daniel Llanos será vicepresidente; y Fernando Castaño (Ciudadanos) presidirá la Comisión de Contratación con Carlos García Carbayo como vicepresidente.

La primera reunión de la recuperada Junta de Portavoces, celebrada esta mañana a las 9.00 horas, ha servido para confirmar que el PP va a conservar buena parte de sus cuotas de poder y que lo hará gracias a la cooperación de Ciudadanos. Y todo ello a pesar de que los grupos de la oposición tendrán algo más de presencia, pero gracias al hecho de que los populares ya no tienen mayoría: allí donde los grupos de la oposición entran lo hacen por proporcionalidad y porque Fernández Mañueco ya no se puede negar al estar en minoría.

 

La Junta de Portavoces ha servido para confirmar lo que se sabía desde hace unos días: que la oferta del alcalde para que la oposición presidiera comisiones informativas se circunscribía a Ciudadanos. En su discurso de investidura Fernández Mañueco habló de dar a la oposición la presidencia de la comisión de contratación, pero realmente estaba muy avanzado que la iba a ejercer Ciudadanos y que también asumiría una segunda, la de bienestar.

 

Esto confirma la existencia de lo que parece mucho más que un acuerdo de investidura entre ambas formaciones. Finalmente, los concejales 'naranjas' Fernando Castaño será presidente de la comisión de contratación y Ana Suárez, de la de bienestar. De hecho, PSOE y Ganemos habían pedido repartirlas entre todos los grupos municipales: se podría haber dado una a cada uno, quedarse tres el PP y dar dos a C's.

 

Como ya se anunció, tendrán siete miembros en lugar de doce, y al margen de las dos de Ciudadanos, el resto serán para miembros del equipo de Gobierno. De nuevo los que acumulan más poder son Fernando Rodríguez y Carlos García Carbayo: suyas serán hacienda, fomento y policía.

 

También hoy se han confirmado otros términos de la organización que ya eran conocidos. La Junta de Gobierno tendrá presencia de los tres grupos de la oposición, pero solo con voz, sin voto: la excusa es que es un órgano de asesoramiento del alcalde. Órgano para el que ya ha firmado las contrataciones de tres asesores, entre ellos, el exconcejal Emilio Arroita. Gracias a este acuerdo, los portavoces de los grupos municipales de la oposición, Partido Socialista (José Luis Mateos), Ciudadanos (Alejandro González) y Ganemos (Virginia Carrera) se incorporarán a la Junta de Gobierno Local y también estarán representados todos ellos en la Mesa de Contratación.

 

En todo caso, la entrada de la oposición en órganos donde no estaba obedece más al nuevo equilibrio de fuerzas que a la transparencia. La composición de las comisiones tiene que respetar la proporcionalidad del pleno, motivo por el cual el PP tiene tres representantes, PSOE dos, Ciudadanos uno y Ganemos otro; la entrada en la Junta de Gobierno era 'obligatoria' porque era deseo de los tres grupos y el PP no puede negarse al estar en minoría, aunque mantiene el control total; y lo mismo pasa con la entrada en la mesa de contratación; y es igual en el reparto de las presidencias de comisiones, cediendo dos a C's y quedándose el resto.