PP y Ciudadanos resucitan el proyecto de la plaza de Los Bandos tras 16 meses en el olvido
Tribuna mini Saltar publicidad
Asanz 600x800 file
Cyl dots mini

PP y Ciudadanos resucitan el proyecto de la plaza de Los Bandos tras 16 meses en el olvido

La plaza de Los Bandos de Salamanca.

El Ayuntamiento anuncia reunión de la comisión que se creó para cambiar el proyecto tras las críticas  unánimes. No se había hecho nada pese a que C's le echó un capote a Mañueco.

El Ayuntamiento de Salamanca, a través del tándem PP-Ciudadanos, vuelve a la carga con el proyecto de la plaza de Los Bandos, una transformación muy criticada que difícilmente va a salir adelante pese a que fue anunciada como una obra definitiva por parte del alcalde. Las enormes críticas obligaron a Fernández Mañueco a enterrar el proyecto, pero recibió un insólito 'capote' del grupo municipal Ciudadanos. Su portavoz asumía de manera unilateral la presidencia de una comisión creada para adaptar el proyecto.

 

Sin embargo, esa comisión ha estado más de un año 'in albis'. En noviembre de 2016 Ciudadanos le hacía la cobertura a Mañueco y le ahorraba más críticas por la plaza de Los Bandos, pero el grupo no ha sido capaz de hacer funcionar la comisión. Ahora, el consistorio anuncia una primera reunión el día 8 de marzo de 2018: 16 meses después de haberse anunciado. Por delante, una tarea ardua: conseguir cambiar el proyecto para que sea aceptable o enterrarlo definitivamente.

 

El proyecto fue presentado sin consenso alguno y sin consultar a nadie por el alcalde el día 11 de octubre de 2016; el plan era gastar 1,2 millones de euros y cambiar por completo la plaza. En el diseño original, destacaba la pérdida del actual arbolado, su sustitución por ejemplares de menor porte ("arbolitos" según el alcalde) y la invasión del espacio con pavimento de granito, además de poner las calles adyacentes a la misma altura y peatonalizarlas por completo.

 

Las críticas no tardaron en llegar porque el aspecto que se pretendía dar a la plaza no concuerda con su entorno ni respeta sus características históricas, por lo que su horizonte es bastante negro: pocos en la comisión formada para reconducir el proyecto van a aprobar que se haga lo que se pretendía.